Newsletter 029 (ES)

En el 1 de octubre, la República Popular de China celebró los 70 años de su fundación. Para conmemorar la fecha, Pekín realizó, en una demostración del poder y el desarrollo de China, el desfile militar más grande de su historia. En un discurso oficial, Xi Jinping habló con el pueblo chino sobre el rápido crecimiento del país y, además, señaló la resiliencia de su pueblo. “ninguna fuerza puede frenar el pueblo y la nación china”, dijo. La celebración ocurrió en la Plaza de la Paz Celestial — sede de algunos de los eventos históricos más importantes de la China moderna — y fue exclusiva para invitados.

Aprovechando la ocasión, vale la pena reflexionar sobre los logros chinos en las últimas 7 décadas. El 1 de octubre de 1949, Mao Zedong lanzó la nación, que nacía pobre y devastada por la guerra, a una nueva era de desarrollo. Desde entonces, en capítulos buenos y malos, el Imperio Medio nunca dejó de impresionar al resto del planeta. Los desafíos siguen siendo muchos y las cicatrices son profundas, pero no hay nadie que ni siquiera sienta curiosidad por saber qué depara el futuro del gigante asiático — y cuánto cambiará el país con el tiempo.

El aniversario también empeoró las tensiones en Hong Kong. Mucha gente estaba mirando hacia la situación, ya que las protestas no disminuyen y la violencia crece cada semana. El gobierno local canceló los fuegos artificiales que tradicionalmente son encendidos el 1 de octubre, y la ceremonia principal ocurrió a puertas cerradas.


En 2014, China se comprometió a reducir significativamente el uso de fuentes contaminantes para la producción de electricidad en las próximas décadas. Sin embargo, cumplir la promesa no ha sido fácil. Las imágenes satelitales obtenidas a principios de este mes indican la construcción y/u operación de tres nuevas usinas de carbón en Mongolia Interior, en el norte del Imperio Medio. Las razones del avance del carbón — una fuente barata y abundante de energía en el interior de China — probablemente se deben a las nuevas dificultades enfrentadas por la economía del país, en considerable desaceleración y en medio a un alargado conflicto comercial con Washington.


Que Tesla es sinónimo de autos eléctricos en muchos países es un hecho, pero ¿es lo mismo en China? Aunque el Reino Medio sea el segundo mercado más grande para la compañía de Elon Musk, el nicho de automóviles eléctricos en el país es diverso y con fuertes competidores nacionales (incluso algunos de propiedad estatal). BYD, por ejemplo, fue el mayor productor de automóviles eléctricos en China en 2018, seguido de BAIC — las dos compañías con un margen de beneficio de mil millones de dólares. El gobierno chino estableció objetivos ambiciosos para la industria: para 2020, apunta a que el 12% de las ventas de vehículos se compongan de autos eléctricos. Puedes leer más aquí sobre por qué China seguirá siendo la vanguardia en la industria.


El Aeropuerto Internacional de Daxing — la terminal de aeropuerto de estructura continua más grande del mundo con una superficie de más de 700,000 m² (el equivalente a 98 campos de fútbol) — fue inaugurado en la última semana. Ubicado en las afueras de Beijing, el megaproyecto fue firmado por Zaha Hadid y tardó casi cinco años en construirse con un costo total de más de 11 mil millones de dólares. En la misma semana en que se inauguró el aeropuerto “Estrella de Mar” — como ya muchos conocen debido a su peculiar forma — otro aeropuerto cerró en la capital: Nanyuanel más antiguo del país, se inauguró en 1910. Una gran semana en la RPC.

En un nuevo capítulo de la guerra comercial chino-estadounidense, la Casa Blanca estaría considerando poner restricciones a la inversión estadounidense en China. Entre las posibles medidas, están bloquear todas las inversiones financieras de los Estados Unidos en empresas chinas. Si se aprueban, las iniciativas serían “un desastre absoluto”, dice Stephen Roach, investigador de la Universidad de Yale y ex-presidente del banco Morgan Stanley en Asia. Según Roach, la inversión abierta y libre es la mejor manera de crear oportunidades de ingresos para las corporaciones multinacionales, y los límites supuestamente considerados por la administración Trump serían un paso en la dirección equivocada en el esfuerzo de apertura comercial entre las dos naciones.


Para aquellos que buscan un resumen (muy simplificado) de las directrices de política exterior de China hoy, revisen el último discurso del diplomático Wang Yi durante la Asamblea General de la ONU que tuvo lugar el viernes pasado (27). Algunos puntos ya son cartas viejas en la baraja: el máximo respeto por la soberanía y el principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países — tanto geopolíticamente como en términos de agenda de desarrollo —, críticas de los impactos globales de la guerra comercial sino-estadounidense, algunos comentarios no tan sutiles sobre cómo los problemas internacionales no pueden resolverse construyendo muros.

Respecto a nuevos puntos en el discurso, el tema de Cachemira, el acuerdo nuclear iraní y la urgencia de fortalecer el Intermediate-Range Nuclear Forces Treaty (INF) en la creciente militarización en el Mar de la China Meridional. Mira el discurso completo aquí.


También en celebración del aniversario, el gobierno de la RPC lanzó un nuevo libro blanco llamado “China y el mundo en la nueva era“. El documento hace hincapié en el desarrollo chino en los últimos 70 años — un período corto en comparación con el tiempo que les tomó a otras naciones lograr ese progreso. El texto fue publicado para ayudar al mundo a comprender su crecimiento, declara la importancia del compromiso y la apertura de China para llegar a donde llegó, y cómo este desarrollo es una oportunidad para que el mundo se involucre con China. También coloca al país como la fuerza más estable en el crecimiento económico mundial, su papel en la innovación tecnológica (y el autodesarrollo a través de la investigación) y la importancia de la Belt and Road Initiative como una forma de proporcionar bienes comunes a la comunidad internacional. Toma un café y una buena lectura.

Antes del inicio de este siglo, había muy pocos registros y referencias a la arquitectura contemporánea china. Después de la revolución de 1949, una concepción funcional de la arquitectura como ingeniería y no como arte vino a dominar el país. Con la llegada de los años 2000 y del desarrollo económico y social del gigante asiático,sin embargo, nuevos tipos de construcción surgieron en el Imperio del Medio, con ejemplos de los más interesantes a los más bizarros. ¿Y en el presente? Con su ascensión a la dirección del país, Xi Jinping aparentemente quiere cambiar otra vez los rumbos de la arquitectura en China, volviéndola menos experimental en clave occidental y más tradicionalmente china. Ni el edificio más alto de la capital del país logró escapar de los efectos de esa decisión.


Ya referimos aquí la epidemia de HIV/SIDA que asoló la China en los años 1990 y 2000, debido a transfusiones de sangre e historias escondidas por los medios y el gobierno. Una médica, la Dra. Wang Shuping, fue una las responsables por traer el escándalo a público, en un informe publicado en 1995. Ella incluso tuvo que dejar el país para escapar de amenazas. Hace poco más de una semana, en el día 22 de septiembre, la Dra. Wang falleció.


El gobierno chino decidió invertir fuertemente en sus parques nacionales. El país ya tiene un número bastante alto de ellos, en comparación con otros países: son 225, mientras los EE.UU., por ejemplo, tienen 61. El Sixth Tone publicó el primero de tres textos sobre las comunidades que están en el camino del proyecto del gobierno de crear 10 nuevos parques. Él cuenta el caso de un pueblo de la provincia de Zhejiang, al sur de Shanghai, que tenía planes de volverse un punto de encuentro turístico de astrónomos y admiradores de estrellas. Sin embargo, su inclusión en un nuevo parque nacional limitó su capacidad de desarrollar infraestructura en el local, y, por ende, su proyecto. Más de 100 ciudades están enfrentando situaciones parecidas.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Qin Hui: el proyecto Reading the China Dream tradujo un texto de 60 páginas del conocido historiador chino Qin Hui, en el que él compara el apartheid en Sudáfrica con discriminación en contra de los campesinos en China. La explotación del trabajo de ese grupo sin poder político sería la razón por detrás del éxito económico del país. Disponible en PDF, para facilitar tu lectura.

70 años en música: celebra los 70 años de la RPC con músicas que marcaron la historia del país desde 1949. Está precioso, en serio.

Fotografía: el galardonado fotógrafo Liu Heung Shing lanzó el libro A Life in a Sea of Red. Pertinente en tiempos del 70º aniversario de la República, ya que muestra los cambios históricos desde los ojos de ese ganador del Pulitzer. Mira algunas de las fotos aquí.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: