Newsletter 088 (ES)

Según el Wall Street Journal, fuentes próximas al caso indican que la decisión de suspender la IPO histórica del Grupo Ant habría partido directamente de Xi Jinping. Además de ser una respuesta a un discurso pronunciado en Shanghái en el que Jack Ma criticó abiertamente al sistema bancario del país, la orden señalaría la preocupación de Beijing por imponer nuevas reglas antitrust sobre el sector tecnológico. Así como ocurrió en los EE.UU, las empresas chinas de tecnología también crecieron en un ambiente de pocas regulaciones pero ahora las relaciones con Beijing se han tornado difíciles:  aunque por un lado esas empresas simbolizan el progreso tecnológico del país, por otro no es fácil encajarlas dentro de la estructura económica y política de China. Sin embargo, una cosa es cierta: los acontecimientos recientes ya ponen los pelos de punta a muchos millonarios del país, a la expectativa de cuáles serán los próximos cambios.


El investigador Evgeny Morozov escribió un artículo interesante para Le Monde Diplomatique sobre la historia y el funcionamiento de Huawei. Allí, el autor aborda cuestiones sobre los esfuerzos de Beijing para desarrollar tecnología nacional y garantizar la soberanía digital. Morozov conecta eso con el tema de la propiedad intelectual, cómo la empresa se inserta en la disputa geopolítica y comercial entre China y Estados Unidos, y la preocupación de otros países por el espionaje, en el caso en que utilicen a Huawei para construir sus redes 5G. Vale la pena reservar algunos minutos del día para leerlo.


Por el norte de China, la atención está puesta sobre la tendencia de reducción de la polución del aire, que enfrenta obstáculos. Desde mayo, al inicio de la recuperación industrial post cuarentena, los expertos han estado observando un aumento de la contaminación en el aire. De acuerdo con el Ministro de Ecología y Medioambiente chino, una serie de sectores ubicados en el área, como el del acero y del cemento, vienen produciendo de forma más acelerada en relación a otros años. Sin embargo, las condiciones climáticas también tienen su rol: vientos del sur desplazaron más agentes contaminantes hacia el norte, y su dispersión ha sido impedida por el alto nivel de humedad. Además, la llegada del frío eleva el uso de sistemas de calefacción, también contribuyendo al crecimiento de la polución. Por ahora, 54 ciudades del norte chino han activado alertas de contaminación, 47 de las cuales incrementaron el nivel de alerta al segundo nivel en un sistema de tres grados. A ver cómo evoluciona la situación en las próximas semanas.

Ya hablamos de la iniciativa de los EE.UU. llamada Clean Network que, a grandes rasgos, busca crear una internet “verdaderamente estadounidense”; o sea, sin la participación de empresas de tecnología de China. Pues Brasil es su signatario más reciente, lo que generó cierto alborto. En el evento de firma del acuerdo, en Brasilia, el Subsecretario de Crecimiento Económico, Energía y Medioambiente del Departamento de Estado de los EE.UU., Keith Krach, dijo que Huawei era la espina dorsal del espionaje chino en el mundo. En respuesta, la Embajada de la República Popular de China en Brasil afirmó tratarse eso de mentiras políticas. Según la nota divulgada, la iniciativa Clean Network “es discriminatoria, excluyente y política. Es, de hecho, una red sucia y sinónimo de abuso del pretexto de seguridad nacional”.

Mientras tanto, otros países sudamericanos también se sumaron a una iniciativa que en cierta medida se contrapone a Beijing. Tras los varios incidentes con barcos chinos pescando ilegalmente en los mares territoriales de países como Ecuador, Perú, Colombia y Chile, éstos formaron un bloque político en contra de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en la región. La iniciativa no se dirige exclusivamente contra China, ya que la región también ha tenido problemas con barcos de EE.UU. y países de Europa, pero fue directamente motivada por la presencia de barcos de aquél país.


En Chile, se ha firmado la venta de la compañía CGE a la estatal china State Grid, por un monto de USD 3 mil millones. La transacción se destaca no solo por el valor, constituyendo la mayor operación económica del último año en Chile, sino también porque a partir de ella el grupo chino asume el control de más de 50% del mercado chileno de distribución eléctrica. El negocio es el indicio más reciente de la aceleración del ingreso de inversiones chinas en el país suramericano, convirtiéndose en líder de la inversión extranjera directa desde 2019. Este reporte de La Tercera trae un buen recorrido por los últimos negocios firmados entre los dos países en términos de inversiones y de aproximación diplomática.

Y hablando de Sudamérica y sus recursos naturales, dos miembros de nuestro equipo (Jordy Pasa, Editor senior, y Agostina Blengino, Editora junior) publicaron la semana pasada un artículo donde exploran las complejas ramificaciones que la búsqueda china por asegurar su seguridad alimentaria tiene en nuestra región. Desde la deforestación del Amazonas y el Gran Chaco hasta la pesca sin restricciones en sus océanos circundantes, Sudamérica enfrenta un universo de desafíos frente al hambre china por productos alimenticios de la región. El artículo explora las diversas amenazas a la soberanía nacional de los países sudamericanos y la prospectiva pérdida de biodiversidad en la zona.


El Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo volvió a generar incomodidad entre Beijing y Washington, afirmando en una entrevista radial que la isla de Taiwán no es parte de China. “Eso fue reconocido por el trabajo de la administración Reagan para establecer las políticas a las que los EE.UU. adhieren desde hace tres décadas y media”, según Pompeo. Aunque por un lado la declaración fue bien recibida en Taipei, obviamente no se puede decir lo mismo de Beijing: a través de su portavoz Wang Wenbin, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China continental contestó reforzando que cualquier comportamiento que debilite los intereses chinos o que interfiera en los asuntos domésticos del país será respondido con firmes contra-ataques por parte de China.

Por casualidad o no, Beijing decidió felicitar a Joe Biden y Kamala Harris por su victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses poco tiempo después de la polémica manifestación de Pompeo. Nuevamente la declaración le tocó a Wang Wenbin, que aprovechó la ocasión para afirmar que China entiende que el resultado de las elecciones de EE.UU. será determinado según las leyes y procedimientos adoptados por el país norteamericano. Con eso, el gigante asiático se une a la gran parte de las grandes economías del mundo, que en su mayoría ya reconocieron la derrota de Donald Trump en la disputa por la Casa Blanca.


El mayor acuerdo comercial del mundo fue oficializado el domingo pasado (15), abarcando a 2,2 mil millones de personas y a un tercio de la economía mundial, según la Deutsche Welle. La Asociación Económica Regional Integral (o RCEP, en inglés) incluye un acuerdo de libre comercio entre 15 países de la región Asia Pacífico. La mayor economía mundial, EE.UU, no está incluida en el acuerdo. En el gobierno Obama, el país tenía una “contrapropuesta”, la Asociación Trans-Pacífico (TPP), que era parte de una estrategia de contrarrestar la creciente influencia china en la región. Salió Obama, llegó Trump, y las cosas cambiaron. El gobierno republicano dejó las negociaciones en 2017, pero la RCEP avanzó, impulsado por una tendencia de los países de la región de diversificar relaciones. Enfrentando oposición interna, India tampoco es parte del acuerdo, pero los participantes esperan que el país se una a la iniciativa en algún momento futuro.

Visto como una victoria de China, que una vez más se posiciona como defensora del multilateralismo y del libre comercio, se prevé que la Asociación apoye la recuperación económica de la región en el contexto de pandemia, incorporando reducción de tarifas de agricultura, e-commerce, telecomunicaciones y propiedad intelectual.

Un asistente de vuelo ha sido suspendido y posteriormente despedido por China Southern Airlines, una de las más grandes empresas aéreas de China, tras que se viralizara un video suyo besando a otro hombre. El ex empleado residente en Shenzhen, Chai, decidió abrir un proceso contra la compañía por despido injusto. Abogados que hacen frente al prejuicio contra personas LGBTQ+ en China afirman que el proceso de Chai es importante, pues muestra que muchas personas están eligiendo llevar a la justicia situaciones que todavía son muy comunes. En 2015, un caso similar también llevado a la justicia en Shenzhen fue señalado como el primer proceso por discriminación en el ambiente de trabajo debido a la orientación sexual. En 2017, un hombre chino ganó un proceso judicial pionero en el país, tras ser forzado a hacer una “terapia de conversión” en Henan.


Elx, elu, le, they, them: no importa el idioma, la búsqueda por crear un lenguaje neutro de género ocurre en diversos lugares del mundo — incluso en China. Según Kaspar Wan, activista trans del grupo de apoyo Gender Empowerment de Hong Kong, el pronombre “X” viene ganando influencia por algunas personas no-binarias que intentan crear un pronombre más preciso que el 他 (tā, para o género masculino) y 她 (tā, para el género femenino). También hay quien opte sólo por la forma pinyin, el tā — visto que los pronombres masculino y femenino son homófonos en mandarín. Para Joanne Leung, activista trans también de Hong Kong, la verdad es que el pronombre 他 precisa ser resignificado: durante mucho tiempo, el pronombre masculino era visto como neutro; en el clásico de la literatura El Sueño de la Cámara Roja, por ejemplo, 他 describe tanto a personajes masculinos cuanto femeninos. De cualquier forma, el debate está lejos de una conclusión.


Existe alguna posibilidad de que la internet en China sea más abierta? Sí, pero eso no significa que será libre. Es lo que David Bandurski analiza en un artículo del Brookings Institute. Bandurski habla sobre la cuestión a partir de la creación de un VPN que tuvo el aval de las autoridades de seguridad cibernética del país, la aplicación Tuber. La app prometía acceso a Google, Instagram, Twitter, Youtube y muchos otros servicios que no pasan por el “Great Firewall of China”. Para utilizarlo, el usuario debía registrar su número de identificación y su teléfono, además de aceptar numerosas condiciones de divulgación de datos de la app con autoridades de seguridad — para garantizar la seguridad nacional y la promoción de una internet “más saludable”.

Con eso, la aplicación daría acceso a sitios bloqueados, pero de una forma controlada y guiada. En 24 horas, Tuber tuvo 5 millones de descargas y, al día siguiente, fue retirado de las principales tiendas de aplicaciones del país. Para Bandurski, pese a que Tuber fue descontinuado, puede señalar lo que el Partido Comunista Chino considera como el futuro de la internet en China: con más libertad, pero con reglas.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Manifiesto: una de las primeras traducciones al mandarín de fragmentos del Manifiesto Comunista fue publicada en una revista feminista en 1908. Rebecca Karl discute los posibles significados de eso para un análisis histórico.

Música: ¿te gusta el rap? Sube el volumen y disfruta uno de los raperos más conocidos de Taiwán, el famoso Leo王.

Luna creciente: un alivio después de las críticas a Mulan, la nueva animación Más Allá de la Luna, de Netflix, ha sido bien recibida por su autenticidad y respeto a la cultura china. Según este video de Goldthread, es un logro que exigió mucha investigación. La historia está basada en la leyenda de la diosa de la Luna, con un figurín dibujado por la estilista china Guo Pei (que se hizo famosa en el hemisferio occidental con el vestido dorado que Rihanna usó en el MET Gala en 2015).

Cine: ¿buscando qué ver? RadiiChina hizo una lista de 25 películas chinas de los últimos 10 años para ayudarte a entender el país.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: