Newsletter 018 (ES)

Ya discutimos en Shūmiàn que Amazon está saliendo de China. En un artículo para Southern Weekend, Zhang Yue explica cómo la compañía, que en 2009 era propietaria del 15% del comercio electrónico chino, cayó a un vertiginoso 0,6% en menos de diez años. Uno de los motivos discutidos por Zhang es que la compañía no ha sido lo suficientemente “china”: pocos descuentos, una interfaz de usuario poco atractiva, un servicio al cliente lento y una cultura de trabajo muy diferente del 996 tradicional chino.


Con la llegada de Libra (la moneda digital de Facebook), los dominios de pago en línea en todo el mundo pueden cambiar. Brookings lanzó un episodio del podcast Dollar & Sensesobre pagos digitales en China, si es posible que se extiendan por todo el mundo y qué guarda el futuro.


Con la guerra comercial chino-estadounidense que llega a la mitad de su según año en un escenario de marcadas incertidumbres, las compañías estadounidenses están decidiendollevar la producción de sus productos manufacturados para fuera de China. Crocs, GoPro y Roomba son algunas de las corporaciones que ya están produciendo en otros países para evitar los nuevos impuestos de importación chinos creados por la administración Trump. Gigantes como Apple consideran seguir el mismo camino. El fenómeno contribuye al reordenamiento de las cadenas de producción globales y, además, indica que la animosidad entre Washington y Beijing no debe terminar tan pronto.

A pesar de toda el rollo de la guerra comercial, así como el caso Huawei, ni todas las compañías estadounidenses están así de lejos del gobierno chino. Un nuevo artículo del The Intercept muestra la participación de OpenPower Foundation, una compañia fundada por un grupo de ex empleados del Google y IBM, que ayuda en el desarrollo detecnologías de vigilancia y monitoreo, en asociación con Semptian y el fabricante dechips Xilinx (también de los Estados Unidos). La idea es el desarrollo del sistema Aegis, ya existente. El artículo exagera en tono, pero la pregunta permanece en el aire: estos productos están disponibles y los negocios son negocios.


El lunes (08), el gobierno de los Estados Unidos anunció el lanzamiento, para una posible venta, de más de dos mil millones de dólares en armamentos a Taiwán, incluso tanques y misiles tierra-aire. La decisión no solo afecta las tensiones entre Pekín y Taiwán (que, importante recordar, ni China ni Estados Unidos reconocen como un país independiente), sino también entre el Imperio Medio y Washington. El gobierno chino, descontento, le pidió al gobierno de Trump que cancelara la autorización, mientras que Tsai Ing-wen, la líder dela isla, agradeció la decisión de Estados Unidos. Al final, Tsai decidió hacer una visita oficial a los Estados Unidos y defender públicamente la democracia en Taiwán, dejando a Pekín, por supuesto, aún más enfurecida.


La semana pasada, China llevó a la cárcel otro ciudadano canadiense, lo que agravó aún más el endurecimiento de las relaciones entre los dos países, que está en una situación precaria desde que Canadá arrestó en diciembre del año pasado a Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei. El arresto tuvo lugar por orden de la policía de EE. UU. y Beijing, en respuesta, capturó a dos canadienses sospechosos de espionaje. Se desconoce si el arresto es otro caso de narcotráfico o un mensaje de que China aún espera que Meng regrese de en libertad a su país. Lo que es evidente es que el estado deánimo entre Xi Jinping y Justin Trudeau no debe mejorar en el corto plazo.


El Tribunal Supremo de Suecia decidió bloquear la extradición de un ex funcionario buscado por Beijing por cargos de desviación financiera. Para el tribunal, por un lado, había indicios de que Qiao Jianjun podría haber cometido crímenes en China, y, por el otro, había un riesgo de que lo persiguieran en su país de origen por sus actividades políticas — lo que está en contra de los principios del Convenio Europeo de Derechos Humanos (que, entre otras cosas, prohíbe la tortura y protege el derecho a un juicio justo). Beijing aún tiene que responder a la decisión de Estocolmo, pero si la relación entre los dos países ya no era óptima — ¿recuerda el caso del disidente Gui Minhai? —, la tendencia es que ahora empeore aún más.

Para que leas tomando un café: un texto controvertido del profesor de justicia criminal Pi Yijun afirma la inexistencia de una sociedad civil en China, y echa la culpa sobre la tradición confucionista. Según el profesor, las tesis de Confucio vienen alimentando un círculo vicioso de individualismo (aunque expandido al núcleo familiar), además de que ha abierto espacio para prácticas autoritarias desde la dinastía Han.


David Brophy escribió para el Made in China Journal sobre las palabras involucradas en las discusiones sobre el islam en Xinjiang. El artículo discurre sobre el intento del gobierno en “modernizar” el islamismo en el país, de manera a dejarlo más similar a lo que se considera “la” cultura tradicional china, así como sobre la utilización del lenguaje enfocando en la cuestión musulmana de los uigures. Muchos de esta etnia minoritaria afirman que lo que está en juego es mucho más la identidad nacional que la religión en sí misma. Asimismo, el texto trae una interesante discusión sobre la idea de“radicalización” musulmana, la islamofobia que emergió después del 11/09 en EEUU y sobre cómo todo eso se relaciona con las cuestiones que afectan Xinjiang. Imperdible.


¿Te acuerdas de cuándo la más conocida estrella china, Fan Bingbing, desapareció? Su ex-tutor de inglés ahora escribió un artículo sobre los 9 meses, transcurridos hace una década, en que vislumbró desde cerca el mundo de las celebridades chinas y del complejo industrial cinematográfico del país.


La movilización feminista de los últimos años, tal como la generada por la campaña del #MeToo, generó en China efectos diversos, uno de los cuales fue la emergencia de un interés popular sobre la historia de las mujeres en el cine del país. Contribuyendo para eso, la directora y profesora de la City University of Hong Kong Louisa Wei recopiló las obras de las mujeres para la evolución del cine en el Imperio del Medio. A pesar de los avances puestos en relieve por el trabajo (que le llevó casi dos décadas), las cineastas chinas todavía enfrentan grandes retos a sus carreras en una industria que, hasta poco tiempo atrás, casi no reconocía del todo sus trabajos. Bajo financiamiento y pocas salas de exhibición todavía son algunos de los principales obstáculos para que las chinas se establezcan en la industria.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Mulan: el trailer de la nueva versión de Mulan viene dando mucho que hablar en la internet china, con sentimientos variados. Hay a los que les ha gustado el carácter más realista de la película, y también los que han criticado Disney por sacar la “magia” del original y basar la historia en el sur de China, contradiciendo la original, que transcurre en el norte. Míralo aquí. .

The Case for Humanity: el profesor Xu Zhangrun, de la Tsinghua, es un conocido jurista que recientemente criticó el gobierno y fue suspendido por ello (ya hablamos de él por aquí). El China Heritage publicó fragmentos de su nuevo libro llamado The Case for Humanity Over Bastardry, con textos que reflexionan sobre la humanidad y la ciencia, principalmente.

Sureste Asiático: uno podcast más del think-tank Brookings en esta edición. Este, sobre cómo la relación EEUU-China afecta a los países del sureste asiático (y viceversa).

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: