Newsletter 062 (ES)

Después de posponerse dos meses, el evento político más importante de China se llevará esta semana, el 22 de mayo. Se trata de las Dos Sesiones, un evento anual que reúne a representantes de la Asamblea Nacional del Pueblo y el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Al establecer una fecha para el evento, Beijing está enviando un mensaje fuerte al país y al mundo: China está volviendo a la normalidad y COVID-19 está bajo control. Puedes echar un vistazo a un resumen de los puntos clave de las Dos Sesiones aquí.

Una de las cuestiones que debe surgir en las Dos Sesiones es la seguridad alimentaria. La garantía de suministros es una preocupación de larga data para Beijing, que viene implementando políticas estratégicas desde 1998. Asegurar el ingreso de granos y similares de países como Australia, Brasil y Estados Unidos es parte de esta estrategia. Fue una preocupación seria durante la pandemia, y en el futuro, parece que el panorama podría cambiar. Los esfuerzos para revitalizar el noreste de China (la región de Manchuria), rico en materias primas como mineral de hierro y tierra fértil, comenzaron en 2003, pero parece que esta iniciativa finalmente se desarrollará.


¿Buenas noticias para la economía china? Después de la contracción en la primera mitad de este año, la producción industrial china volvió a crecer en abril. Sin embargo, la expansión del 3,9% es tímida y, dada la caída de la demanda doméstica e internacional, el proceso de recuperación económica del país aún debería llevar mucho tiempo. Otros datos refuerzan la importancia de mantener la precaución: las ventas minoristas continúan cayendo, así como la inversión en activos fijos como propriedades, infraestructura y bienes de capital. Después de todo, era de esperar que reconstruir una economía acostumbrada a décadas de crecimiento ininterrumpido en tiempos de inestabilidad global sería una tarea difícil.


Ya comentamos en ediciones pasadas de Shūmiàn sobre la nueva moneda digital del país — el “yuan digital”, o DC/EP — que incluso McDonald’s, Starbucks y Subway utilizan en pruebas en cuatro ciudades preseleccionadas. Sin embargo, la pregunta que queda ahora es esta: ¿por qué se ha hablado tanto en DC/EP y qué cambiará cuando la moneda digital se use ampliamente en el país? Una respuesta rápida incluiría la reducción de costos en las transacciones financieras, el fortalecimiento de la globalización del yuan y la lucha contra el lavado de dinero.

Un hecho interesante es ver a SenseTime asociarse con el Banco Popular de China (PBoC, en inglés) para preparar la moneda. Si, por un lado, ofrece más mecanismos de seguridad, por otro lado, sugiere la posibilidad de un uso masivo de algoritmos para comprender e influir en el perfil de los usuarios.

¿Cómo ha reaccionado China ante los ataques de otras naciones contra COVID-19? La sinóloga brasileña Rosana Pinheiro-Machado analiza el cambio de tono de Beijing para enfrentar la disputa narrativa que enfrenta la pandemia. Para Pinheiro-Machado, si antes China evitaba los conflictos y se restringía en las declaraciones diplomáticas, la disputa narrativa sobre el origen y el desarrollo de COVID-19 parece haber sido la gota que colmó el vaso. Es hora de preparar una taza de café y leer el texto completo aquí.


Mucho se ha dicho sobre los recientes cambios en la política exterior china, incluso aquí. El análisis del discurso es una de las formas de analizar estos cambios. Basado en palabras clave en las publicaciones de People’s Daily, uno de los principales periódicos estatales del país, Neil Thomas intentó responder tres preguntas sobre las ambiciones chinas en el escenario internacional y el claro crecimiento de su posición como “poder responsable”. Pero vale la pena rescatar un famoso artículo de 2013 sobre cómo los medios y la academia estadounidenses representan contínuamente la asertividad en la diplomacia china como algo nuevo.


En una visita a Israel la semana pasada, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, criticó las acciones de China durante la nueva pandemia de coronavirus e instó al país del Medio Oriente a dejar de firmar importantes contratos de infraestructura y telecomunicaciones con empresas chinas. Beijing rechazó rápidamente los comentarios de Pompeo y dijo que creía que los israelíes podrían derrotar no solo el coronavirus sino también el “virus político”, así como “elegir el curso de acción que mejor se adapte a sus intereses”.

Coincidentemente, Du Wei, el embajador chino en Israel, fue encontrado muerto en su propia casa el domingo pasado (17). El episodio fue de gran importancia  para los conspiradores de turno, que ahora apuestan a que la reciente tensión triangular entre Estados Unidos, China e Israel es la explicación de lo que sucedió. Según las autoridades locales, sin embargo, la muerte está siendo investigada como muerte por causas naturales.


Una discusión reciente sobre una “nueva Guerra Fría” entre China y Estados Unidos ha ganado protagonismo entre los expertos en asuntos chinos. De hecho, la retórica entre los dos países se ha vuelto cada vez más feroz, y algunos analistas evaluaron que, aunque eso comenzó en 2013, sólo se consolidó con Trump y la pandemia. La discusión sugiere que una división geopolítica como la que ocurrió entre la URSS y los EE.UU. sería imposible. Pero, ¿podría ser una forma de que Estados Unidos no lidie con sus propios problemas?

También vale la pena recordar que, en la intensificación de estas relaciones, las personas terminan sufriendo el cambio climático y el aumento de la persecución y la xenofobia. En este sentido, es importante informar la muerte del profesor y físico de Stanford, Zhang Shoucheng.

La semana pasada circuló en los medios de comunicación chinos e internacionales información sobre un plan del gobierno chino para la ciudad de Wuhan: en 10 días, hacer tests para el nuevo coronavirus en todos los 11 millones de habitantes de la ciudad. ¿Se podrá cumplir, sin embargo, un objetivo así de ambicioso? No es tan probable. A pesar de que superó a su propio récord de pruebas en un mismo día, el sábado pasado (16) Wuhan “solo” logró llegar a un poco más de 200 mil personas. Manteniendo ese ritmo, la ciudad necesitaría más de un mes para cubrir a toda su población, aun si una parte de ella ya ha sido testeada. Asimismo, el esfuerzo para ampliar el número de pruebas debería ayudar a Wuhan a evitar el escenario de un segundo brote del virus.


Para la reanudación de las clases en Wuhan, a inicios de este mes, varios alumnos fueron testeados para COVID-19, y aquellos en que se detectó el virus fueron aislados en espacios ofrecidos por el gobierno, con acompañamiento médico y psicológico y acceso a clases online. Así como en otros países, como Brasil y EE.UU., en China la pandemia también generó una discusión sobre el aplazamiento del examen de ingreso a la universidad. En China, el gobierno decidió postergar el gaokao, que normalmente se realiza en junio, para julio. Sin embargo, para la generación actual, que nació durante el período de crecimiento de la economía china, la ansiedad va mucho más allá de aprobar en el examen. Muchos estudiantes están seriamente preocupados con su futuro en el post-pandemia. Es la primera gran crisis económica vivida por esa generación, que en su mayoría está conformada por hijo único o hija única — y la incertidumbre asusta.


El ascenso y caída de Fang Fang (方方)una escritora china que se hizo famosa por publicar un diario durante la cuarentena en Wuhan, es un ejemplo tajante de la creciente politización de la pandemia y de la cultura de denuncias, que hace acordar al clima de la Revolución Cultural en el país. Inicialmente, los relatos de Fang Fang encontraron mucho éxito — expresaba lo que muchos querían decir sobre los primeros días de pandemia, incluyendo temas como el acceso a la información y banalidades cotidianas durante la cuarentena. Con la expansión del virus en el mundo, millones de lectores comenzaron a interpretar sus escritos como una traición a China, sentimiento que se agravó cuando el diario alcanzó resonancia internacional y fue traducido al inglés y al alemán (está disponible en Amazon, incluso). Desde entonces, Fang Fang ha estado recibiendo ataques online y offline de ciudadanos comunes y de parte de los medios estatales. En la ciudad de Wuhan, carteles en contra de la escritora fueron vistos en las calles. Puedes leer aquí un fragmento del diario.


Citando la necesidad de adaptación al contexto de la pandemia, la Universidad Tsinghua — la principal institución de enseñanza superior de China — anunció cambios importantes en su Escuela de Periodismo y Comunicación. A partir de este año, la institución no ofrecerá más cursos a nivel de licenciatura, cambiando su foco hacia el posgrado y concentrándose en nuevas áreas de investigación, tales como opinión pública global y cambios en el ambiente internacional.

Tsinghua, sin embargo, no fue la única gran universidad china en ser notícia esta semana. Yao Yang, rector de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pekínconversó el mes pasado con la Beijing Cultural Review sobre las tensiones internacionales exacerbadas por la pandemia de la COVID-19. Ahora traducida al inglés, la entrevista revela el tono cauteloso que usó Yao para hablar de los desafíos puestos para China en el futuro próximo y, también, su convicción de que el país debe ser honesto y transparente sobre sus errores y aciertos en la contención del nuevo coronavirus.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Cómo pintar una pandemia: el pintor Li Zhong está registrando, en el estilo tradicional de la pintura china, la actuación de los trabajadores en la primera línea de combate al virus en el país. Vale la pena ver.

Podcast: Samuel Wejchert y Shengke Zhi charlan sobre las innovaciones chinas en el campo del mercado de carbono y sobre cómo la post-pandemia puede impulsar políticas de reducción de emisiones contaminantes.

Nostalgia: un video en color de Pekín en los años 1920. Las imágenes, originalmente en blanco y negro, ganaron colores con el uso de inteligencia artificial. ¡No te lo pierdas!

Entrevista: el autor de ciencia ficción Liu Cixin, autor de la famosa trilogía “El problema de los tres cuerpos”, fue entrevistado por el director del Instituto Tecnología y Sociedad de Brasil durante el evento virtual Rio 2C. Puedes ver la charla aquí (en portugués).

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: