Newsletter 066 (ES)

El mercado agrícola más grande de Beijing es el nuevo epicentro COVID-19 de la ciudad. Responsable por el 80% del suministro de vegetales y carne a la capital y centro de distribución a otras cuatro provincias, el mercado de Xinfadi se cerró a las 3 de la mañana del sábado después de que las pruebas mostraran que una tabla de corte de salmón contenía rastros de coronavirus. La sospecha es que el salmón importado fue la fuente de la nueva infección, ya que es el mismo tipo que se encuentra en Europa. Al cierre de esta edición, 90,000 personas han sido evaluadas desde el domingo en Beijing como resultado del nuevo brote de infecciones. Otro mercado, ubicado en el distrito Haidian de Beijing, también se ha convertido en un nuevo brote de infecciones. Según los epidemiólogos locales, los casos están relacionados con los de Xinfadi. Hasta la fecha, se han aislado unas 21 comunidades residenciales (小区).

Con este incidente más reciente, el número de casos en la capital aumenta a 79, todos conectados al mercado.


Ya hemos comentado varias veces aquí en Shūmiàn sobre la moneda digital china, cuya implementación se está probando actualmente en ciudades como Shenzhen y Chengdu. Sabemos que la iniciativa promete ganancias importantes para Beijing, que tendrá más control sobre la circulación de dinero en el país. ¿Qué diferencia hará, sin embargo, para la población en general? No mucha. Dado que China ya tiene una infraestructura de pago digital avanzada, los usuarios comunes notarán poca o ninguna diferencia en sus vidas diarias con la introducción de la nueva moneda, cuyo uso debería parecerse al de las billeteras digitales WeChat y Alipay (las dos más populares en el país).


Las iniciativas para revivir la economía china ahora parecen incluir a la economía informal, a través de incentivos para los vendedores ambulantes. A principios de este mes, el primer ministro Li Keqiang elogió el desempeño de estos empresarios y prometió el apoyo del gobierno, especialmente por sus esfuerzos en medio de la crisis de desempleo que enfrenta el país, ya que es una fuente importante de ingresos para los ciudadanos de las clases bajas. Algunas ciudades ofrecen áreas designadas para este tipo de comercio, con énfasis en la comida callejera. La relación entre las autoridades y la economía informal para el desarrollo en el país es compleja, como en Brasil, como dice Rosana Pinheiro-Machado. Pocos días después del discurso de Li, la opinión en los periódicos estatales chinos es que hay una necesidad de estandarización, supervisión inteligente y gestión basada en evidencia de esta informalidad en el espacio urbano. Pero la discusión sigue siendo confusa, con aristas que desaparecen de las redes sociales chinas.


La semana pasada, comentamos la traducción de un texto de la influyente ex profesora Cai Xia hablando sobre valores democráticos-liberales en el futuro de China. Su nombre volvió a las discusiones esta semana con un supuesto audio de 20 minutos filtrado de una conferencia privada, sin muchos detalles — tal vez del año pasado. En el audio, transcrito y traducido al inglés por el China Digital Times, se hicieron fuertes críticas al sistema y la teoría de gobernabilidad del país. Se hacen comentarios muy negativos al gobierno de Xi y al Partido Comunista de China, que se ha convertido en un “zombi político” en manos de un “jefe de la mafia”, con reformas políticas y económicas vacías. También se hacen acusaciones sobre el abandono las ideas fundamentales del maoísmo. Algunos señalan que eso puede indicar disputas importantes en el interior del Partido.

Ahora es oficial: la subasta de 5G en Brasil tendrá limitaciones en la participación del gigante chino Huawei. Después de meses de deliberar si la compañía de Ren Zhengfei participará o no en la construcción de la tecnología que será esencial para la cuarta revolución industrial, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, declaró el jueves (11) que tendrá en cuenta cuestiones de política exterior y soberanía en su decisión final. Según informó Folha, el canciller brasileño Ernesto Araújo ya habría evaluado posibles represalias en el lado de Beijing, concluyendo que Brasil no sufriría sanciones comerciales derivadas de esto.

A pesar de no ser una decisión final, el gobierno brasileño ha mostrado una creciente preferencia por los caminos trazados por los Estados Unidos. Si Brasil decide continuar sin Huawei, es posible que se alinee con la Alianza D10 — un proyecto embrionario dirigido por el Reino Unido y que involucraría a India, Australia, Estados Unidos, Corea del Sur, Francia, Canadá, Japón e Italia como alternativa a Huawei.


También sobre las relaciones entre Brasil y China, un largo artículo de Melissa Chan y Heriberto Araujo para el South China Morning Post analiza la dependencia de China de la soja y el impacto de este apetito en la vida y el ecosistema de la Amazonía brasileña.


Es importante también recordar que China afecta a las relaciones en el Mercosur. Un ejemplo práctico es que por primera vez China ha sustituido a Brasil como el más importante socio comercial de Argentina. La disminución de la participación brasileña es un claro resultado de la crisis política y económica en Brasil y de la capacidad que China tiene de ocupar el espacio generado por decisiones equivocadas en la región.

Ya hablamos en Shūmiàn sobre la “reactivación” de las relaciones entre Argentina y el gigante asiático. En la nueva edición de la revista DangDai, el nuevo embajador argentino en China, Luis María Kreckler, habla sobre el fortalecimiento de las relaciones de modo que sean beneficiosas para ambos países, el rol de los más de 30 mecanismos de consulta bilaterales que existen entre Argentina y China, y de la cooperación en las áreas de ciencia, tecnología, cultura y educación. El nuevo número de la revista también incluye un interesante “mapa” sobre el intercambio cultural entre Argentina y China. Vale la pena preparar un café y leerlo aquí.


Una investigación de Harvard — que aún no ha sido aprobada para su publicación, es decir, no ha sido revisada por otros investigadores en el campo para confirmar los hallazgos — indicaría que el nuevo coronavirus se ha propagado desde agosto de 2019. La investigación se basa en una búsqueda de palabras asociadas con síntomas de la enfermedad (aunque la palabra “neumonía” no es una de ellas) y el tráfico alrededor de los principales hospitales en Wuhan. Donald Trump la compartió y muchas personas que quieren culpar a China por la pandemia también se unieron. Sin embargo, el gobierno chino y muchos analistas cuestionaron las sospechas y no pudieron replicar los resultados de la búsqueda (importante para garantizar que no hubo manipulación al completar la investigación científica).


Una encuesta realizada por el centro Macropolo sobre Inteligencia Artificial llegó a las redes esta semana. El mapeo de los principales científicos en el campo se basó en importantes conferencias sobre el tema y encontró que el 29% de los investigadores tienen títulos de China, pero el 56% de ellos están trabajando en los Estados Unidos. Vale la pena pensar en los impactos de esto para la relación entre los dos países. i ésta empeora, se podría llegar al punto en que la ciudadanía o las visas para los chinos se tornen más difíciles, e incluso se podría llegar a una “guerra tecnológica”, que podría tener más interdependencia que lo esperado.

Hablando de los Estados Unidos, ¿es posible que los vientos cambien pronto en la relación sino-estadounidense? Aparentemente, se programó una conversación para el miércoles (17) entre el secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo y el director de la Oficina de Asuntos Exteriores del Comité Central del Partido Comunista de China, Yang Jiechi. Entre 2007 y 2013, Yang estuvo a la vanguardia de la política exterior, como ministro de Asuntos Exteriores. El gobierno chino aún no ha confirmado la reunión.

La famosa plataforma de videoconferencias Zoom, cuyo número de usuarios saltó de 10 millones a 300 millones en meses durante la pandemia, generó preocupación por censurar cuentas de varios activistas y encuentros online que debatían los “eventos” de 1989 en Tiananmen, Beijing. Según la plataforma misma, fueron órdenes de China, bajo la justificación de que violaban sus leyes locales — aunque los activistas se encontraban en los EE.UU.


La explosión de un camión cisterna cargado de gas líquido en la provincia de Zhejiang, en el sureste chino, mató a 19 personas e hirió a otras 170 el sábado pasado (13). Todavía no se saben las causas exactas del accidente, que están siendo investigadas por las autoridades locales. Sucesos como ese no son raros en el país. Alrededor de 200 mil personas mueren al año en accidentes en las carreteras del país, lo que hace que la seguridad vial sea un tema de preocupación para el gobierno a medida que China expande sus redes de transporte.


Como se sabe, no obstante, las malas noticias lamentablemente no vienen solas: el sur de China también ha estado sufriendo graves inundaciones que ya desalojaron a cientos de miles de personas. En respuesta, el Ministerio de Recursos Naturales del país envió, el martes último (09), equipos de especialistas a las provincias más afectadas para ayudar a los esfuerzos locales. Como si ese problema no fuera suficiente, es posible que provincias más al norte, como Hubei y Shaanxi, también sufran con las inundaciones a la medida en que avanzan para el norte las lluvias de verano.


En una reciente entrevista, el filósofo chino Yuk Hui habla sobre “tecnodiversidad”, desarrollo tecnológico y la modernización en China. Su libro del 2016, Question Concerning Technology in China: An Essay in Cosmotechnics” analiza el pensamiento chino en el contexto de las consecuencias históricas y metafísicas de la tecnología actual, así como la relación con el Occidente. El año pasado, Yuk estuvo en Brasil.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Un poco más académico: en este artículo, el investigador brasileño Victor Carneiro Vieira debate las raíces del separatismo uigur, en la provincia de Xinjiang, así como las políticas del gobierno chino para al tema.

Fotografías viejas: un proyecto de la Universidad de Bristol, este sitio guarda varias colecciones de fotografías históricas de China, hechas por fotógrafos amateurs de familias extranjeras que vivieron en el país, desde misioneros hata empresarios y estudiantes.

Podcast 1: ¿acaso tiene China tanta influencia en la Organización Mundial de la Salud (OMS)? Jeremy Youde lo debate en este episodio del China Power.

Podcast 2: hora de agarrar tus auriculares y escuchar Evan Osnos hablar sobre temas que van desde las narrativas chinas sobre el Black Lives Matter en los EE.UU. a comparaciones entre Deng Xiaoping, Mao y Trump. Puedes también leer la transcripción del audio aquí.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: