Newsletter 090 (ES)

De acuerdo con datos de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, las ganancias de las firmas industriales del país crecieron un 28,2% en octubre, en relación al mismo período del último año. Ya es el sexto mes consecutivo en que se registran altas en las ganancias de las firmas industriales chinas en el comparativo anual, y los números positivos alimentan la percepción de que el sector manufacturero del gigante asiático, pese al impacto de la pandemia, se encuentra en un ritmo de plena recuperación. Las bolsas de valores de Asia recibieron bien la noticia: en Shanghái y Shenzhen, las jornadas cerraron con un 1,14% y un 0,668% de alta, respectivamente. Más allá de China continental, también se registraron altas en Hong Kong, Japón y Corea del Sur, entre otros lugares.


Casi un año después de la identificación de los primeros casos de COVID-19 en la ciudad de Wuhan, el gobierno chino parece estar cada vez más comprometido con los esfuerzos para cambiar la narrativa acerca del origen de la enfermedad. Con apoyo de los grandes medios de comunicación estatal de China, se vuelven frecuentes los reportes de que, pese haber sido el primer país a detectarlo, China no sería el epicentro donde surgió el coronavirus. Sin embargo, la idea tiene poco respaldo internacional: Michael Ryan, Director del Programa de Emergencias de Salud de la OMS, dijo que las afirmaciones de que la enfermedad no se originó en China son de naturaleza altamente especulativa. Otros especialistas señalan que las investigaciones indicando rasgos del SARS-CoV-2 en otros lugares del mundo antes del inicio de este año son débiles, y además afirman que, visto que el virus se extiende en la mayoría de los casos por gotas respiratorias, es improbable que el brote observado en China haya iniciado con su introducción a través de la importación de alimentos congelados, por ejemplo.


China se viene esforzando en la creación de un mercado interno de cruceros, y una de las etapas consiste en conquistar la sociedad de lujo china. Incorporando un navío construido por el astillero italiano Fincantieri e introducido a la línea de la compañía Viking Cruises, los chinos podrán experimentar la combinación de su cultura con elementos nórdicos a bordo. Cabe mencionar que, antes de la pandemia, el país asiático contaba con uno de los segmentos de cruceros de lujo que más crecían en el mundo.


¿Es posible que solo un individuo guíe el cambio de la política doméstica china sobre el medioambiente? Ese es el argumento sobre Xie Zhenhua, que fue el Vicedirector de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (NDRC, en inglés) y el principal negociador de China en los foros multilaterales sobre cambio climático. A lo largo de los años, Xie habría impulsado al liderazgo del país a abandonar el argumento de “derecho de emisión” de CO2 para enfocarse en el desarrollo con baja emisión. Xie también estuvo en el centro del debate sobre la promesa china de lograr la neutralidad de carbono en 2060 y es uno de los arquitectos del Acuerdo de París.

Brasil no falta en nuestra sección Escenario Internacional, y no por buenas razones: una vez más, el diputado federal Eduardo Bolsonaro (hijo del presidente) hizo declaraciones atacando a China. En esta oportunidad, el tema fue el apoyo del gobierno brasileño a la iniciativa Clean Network, lo que motivó un comentario por parte del parlamentario acusando al Partido Comunista Chino de espionaje. La Embajada de la República Popular de China respondió prontamente con una nota publicada en Twitter, que fue criticada por el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño y posteriormente borrada. Según el ex embajador Roberto Abdenur, la postura de Brasil es contraproducente: el gobierno tiene que entender que Brasil no es irreemplazable para China, que ha estado intentando diversificar sus proveedores de soja y otras commodities ya desde hace tiempo. Fue lo mismo que argumentó nuestra editora senior, Júlia Rosa, en una entrevista con el sitio brasileño Nexo.

El empresariado brasileño, por su parte, adopta otro tono en relación a China: el Consejo Empresarial Brasil-China (CEBC) publicó una estrategia de largo plazo para la relación entre los dos países, incentivando a que más brasileños vean a China como un lugar de oportunidades para la internacionalización de negocios. Un ejemplo en ese sentido es el açaí, una fruta amazónica que recientemente ha conquistado nuevos consumidores en China.


México, por su parte, sigue acercándose gradualmente a China, según ya comentamos. Todavía sin reconocer la victoria de Biden en EE.UU., el gobierno de López Obrador hasta ahora no ha aceptado la presión de la Embajada de EE.UU. para integrar la iniciativa Clean Network. Además, recientemente un consorcio liderado por la empresa China Railway Construction Corporation Company (CRCC) ofreció la mejor propuesta y va a renovar la línea 1 del metro de Ciudad de México (es la misma empresa que quizás construya el tren de alta velocidad México-Querétaro). Mientras algunos alertan sobre los riesgos geopolíticos de este acercamiento en cuanto a la relación con EE.UU., el director del Cechimex de la UNAM, Enrique Dussel Peters, afirma que la participación china en la economía mexicana es todavía muy limitada.


Novedades también en las relaciones de China con Venezuela: de acuerdo con un informe de Reuters, el país sudamericano reanudó los envíos directos de petróleo a China tras la imposición de sanciones por el gobierno estadounidense a compañías que comerciaban con la estatal venezolana PDVSA, en agosto de 2019. China ha criticado públicamente las sanciones del gobierno de Trump contra Venezuela. En este período, las exportaciones de petróleo de Venezuela al gigante asiático estaban ocurriendo, en supuesto, por medio de intermediarios desde Malasia. En este contexto, el viernes (27) el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, afirmó que China mantendrá la cooperación comercial con Venezuela pese a las amenazas de los EE.UU, identificando a Venezuela como un socio comercial importante y estratégico.


Tan cerca, pero tan distantes: las tensiones comerciales entre China y Australia, que ya hemos comentado aquí y aquí, afectaron ahora a la industria de vinos. Después de las barreras impuestas a la importación de cobre y de carbón australianos, Beijing ahora busca limitar una relación comercial bilateral cuyo valor supera los 800 millones de dólares. Según se entiende de las declaraciones del Ministerio del Exterior de China, la disputa se relaciona a la visión difundida en Australia de que la ascensión de China significa una “nueva Guerra Fría”, idea propagada principalmente por analistas estadounidenses. Por otro lado, Pauline Hanson, líder del partido de derecha One Nation, ha llamado a los australianos a boicotear los productos chinos esta Navidad.

Los conflictos entre esos dos países ya están, incluso, expandiéndose a otras áreas, como los medios y la seguridad internacional. Canberra exigió que Beijing se disculpara por una publicación oficial suya en una red social que contenía una foto falsa sobre presuntos crímenes de guerra cometidos por Australia. Por su parte, China se rehusó a pedir disculpas, alegando que Australia estaría intentando “desviar la atención del público de las horribles atrocidades cometidas por ciertos soldados australianos.”


Las relaciones chinas con la India están aún más lejos de cualquier normalidad. La semana pasada, Nueva Delhi aprobó la prohibición de otra serie de aplicaciones chinas, continuando con las crecientes tensiones  a lo largo del último año. La decisión, según el gobierno indio, se dio nuevamente por consideraciones de seguridad nacional. En respuesta, la embajada china en el país acusó a la India de prácticas discriminatorias que violan las normas de la OMC y, además, afirmó que China representa oportunidades para los indios, y no una amenaza.


La carrera en la producción de vacunas es una de las mayores preocupaciones de la comunidad científica mundial. Ya hemos hablado sobre el interés del gobierno chino en construir una “Ruta de la Seda de la Salud”. Beijing prometió que, cuando estén listas las vacunas, apoyará la distribución masiva con la coalición Covax, consorcio de la OMS que establece que la vacuna sea un “bien público global”. De esa manera, garantizará que países africanos reciban las dosis a costos accesibles. Sin embargo, varias naciones africanas e investigadores ya han manifestado preocupación sobre la posibilidad de que los países del continente sólo recibirán la vacuna después de los países ricos; o sea, en 2 o 3 años. En este contexto, y dado que en el continente se percibe cierto escepticismo sobre la promesa china, podrían surgir acuerdos, tanto bilaterales como con la Unión Africana, para la compra de alguna de las vacunas en producción. Se espera que esa “diplomacia de la vacuna” aparezca también en América Latina.

A lo largo del último mes, millones de trabajadores recorrieron las calles chinas para capturar los cambios demográficos y construir el nuevo censo del país. La ocasión es vista con especial importancia por la comunidad LGBTQ de China, que la entiende como una oportunidad para revertir la invisibilización de sus miembros en el país. Con la campaña titulada “Él (ella) no es mi compañero de habitación, es mi pareja”, la ONG Rights Advocacy China, de la ciudad de Guangzhou, encabeza el esfuerzo. Peng Yanhui, director de la organización, espera que “a través de eso, el gobierno considere las necesidades de la comunidad LGBTQ como parte de la población china en una futura formulación de políticas públicas”.


El planeamiento urbano es una pauta importante en China  – lo que no sorprende, considerando la rápida urbanización que se ha visto en los últimos años. Dos expertos en el tema (siendo uno de ellos Ke Huanzhang, ex director de la Academia de Planeamiento Urbano y Diseño de Beijing ) debaten la definición de una “ciudad habitable” y de un buen planeamiento urbano. El debate de Ke con Liu Thai Ker (ex CEO del Consejo de Desarrollo Habitacional en Cingapura y que apoyó proyectos en Fujian, por ejemplo) es rico para aprender más sobre los cambios urbanos y notar la seriedad con que el asunto es tomado en Beijing y en China en general.

Y cada vez más, el país se está convirtiendo en una referencia en las cuestiones de desarrollo de ciudades inteligentes. Un ejemplo estudiado es Hangzhou, sede de Alibaba, que implantó la plataforma “City Brain”, lanzada en 2016, y actualmente trabaja con datos en tiempo real para realizar operaciones públicas en la ciudad.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Música: ¿qué tal un Acid Marie? Calma, es el nombre de una muy buena banda de R&B y Soul 微酸瑪莉 de Taiwán. Pruébalo.

Adiós, 马拉多纳: la muerte del Diez no pasó desapercibida en China. Millones lamentaron la muerte de Diego Maradona en Weibo y WeChat, y recordaron cómo el artista del fútbol argentino marcó la generación de la década de 1980.

Podcast: este episodio del podcast Policy, Guns & Money, del think tank Australian Strategic Policy Institute, debate el “Xinjiang Data Project”. El proyecto reúne datos abiertos, imágenes de satélites e investigación empírica para buscar evidencia de los abusos de derechos humanos en la región de Xinjiang.

Hey: la historia de una mujer de la minoría bouyei que, hace 35 años, fue secuestrada, llevada lejos de su pueblo, vendida y obligada a casarse, se destacó en las redes sociales chinas. El relato de Hey, que no habla mandarín y sólo logró reencontrarse con su familia este año, fue contado por su hija, y sirve para echar luz sobre el serio problema del tráfico humano. El texto en mandarín fue traducido al inglés.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: