Newsletter 041 (PT)

Es el vigésimo aniversario de la entrega de Macao, que fue colonia portuguesa durante 400 años, a la República Popular de China.  Xi Jinping fue a la ciudad para las celebraciones.  Recuerda que Macao está al lado de Hong Kong — que sigue con protestas. Macao es una región administrativa como Hong Kong, con sus propias leyes y organización gubernamental. Allí, la integración con China continental parece estar ocurriendo más suavemente (lo que Xi también comentó).  Se espera que el próximo año se convierta en el lugar más rico del mundo (en PIB per cápita) — lo cual tiene sentido ya que es “Las Vegas de Asia” y las apuestas han estado libres desde el siglo pasado.


En medio de los problemas de una economía en desaceleración y las tensiones de una guerra comercial prolongada con los estadounidenses, China está intensificando los esfuerzos para controlar el flujo de dinero fuera del país. El fenómeno, que alcanzó un máximo histórico a principios de este año según los analistas consultados por CNN, socava la confianza en el mercado chino y, por supuesto, no le gusta a Beijing.  En respuesta, la Administración Estatal de Divisas, un importante regulador del gobierno, anunció que su trabajo más importante para el próximo año es precisamente prevenir los flujos de capital internacionales “anormales”, así como evitar riesgos financieros y frenar las actividades comerciales ilegales.


Durante 2019, un problema particular tuvo presencia recurrente en las conversaciones del mercado financiero chino: la posibilidad de que el gigante asiático lanzara su propia criptomoneda.  La posibilidad, inicialmente desmentida por Beijing, ganó impulso entre los observadores mientras animaba y preocupaba a diferentes analistas. Ahora, aún con dudas sobre el perfil y la fecha de lanzamiento, el funcionario del Banco Central responsable de la iniciativa ha hecho anuncios públicos, afirmando que la futura moneda digital del país no estará abierta a la especulación.  La noticia llega como un balde de agua fría para aquellos que esperaban oportunidades de inversión similares a las de Bitcoin — pero, al mismo tiempo, señala un perfil más estable que puede contribuir positivamente a las expectativas en torno a la iniciativa.

China lanzó el viernes pasado (20) un cohete que contiene 9 satélites. Entre ellos, el CBERS-4A, un satélite de teledetección construido por el gigante asiático en asociación con Brasil, que contribuirá a capturar y proporcionar imágenes de resolución media del Amazonas.  Otro satélite brasileño también estuvo presente en la ocasión: el pequeño FloripaSat-1, desarrollado íntegramente por estudiantes de la Universidad Federal de Santa Catarina, que servirá como estación de retransmisión para la comunicación de radioaficionados en áreas aisladas del planeta.  Finalmente, el lanzamiento también puso en órbita al ETRSS-1, de origen etíope — con él, Etiopía se une al todavía pequeño club de países africanos con sus propios satélites en órbita.


La línea de nueve puntos, que marca el área de reclamo de soberanía de Beijing en el Mar del Sur de China, ha estado en el centro de una de las disputas políticas más explosivas del sudeste asiático durante años.  Juzgadas como “sin fundamento” por un tribunal internacional en La Haya en 2016 (después de tres años de deliberaciones), pero todavía firmemente defendidas por los chinos, las pretensiones territoriales volvieron al centro de atención la semana pasada: el ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, Saifuddin Abdullah, expresó el endurecimiento de la posición de su país sobre el tema al afirmar que Malasia tiene derecho a reclamar todo lo que se halle en sus aguas.  A principios de este mes, su gobierno presentó una petición ante la ONU requiriendo aclaraciones sobre los límites de su país en la región.  “Es ridículo que China afirme que todo el Mar del Sur de China le pertenece”, dijo Saifuddin.


La duodécima ronda de negociaciones trilaterales a nivel ministerial entre China, Japón y Corea del Sur tuvo lugar el martes pasado (17). La reunión se celebró en la ciudad de Chengdu y se caracterizó por la firma de acuerdos en las áreas de integración económica regional, e-commerce, cooperación energética y asociaciones para promover soluciones innovadoras con el objetivo de contrarrestar los efectos adversos del envejecimiento de la población en los tres países.  Quedó claro entonces, el tono unificado de combatir la proliferación de medidas unilaterales y proteccionistas a nivel regional y mundial.

Estamos en la era del soft power ejercido por influencers, con un presidente que solía ser presentador de reality show y diputados que ascendieron a la fama a través de YouTube. Por lo tanto, no es una sorpresa que gobiernos alrededor del mundo estén atentos a esa tendencia. La provincia de Hunan, por ejemplo, una de las más pobres de China, empezó a contratar livestreamers – que representan un fuerte mercado en el país – para sus campañas de reducción de la pobreza. Una de las principales es Ah Juan, que vende productos rurales de pequeños productores a través del Douyin, la versión china del Tik Tok.

También sobre influencers chinos, Goldthread entrevistó a Hebei Pangzai, conocido popularmente como el “rey chino del Twitter” y del cual se dice que contribuye más por la divulgación de una imagen positiva de China en el exterior que toda la propaganda gubernamental. En su caso, no tiene apoyo del gobierno – por lo menos oficialmente, ya que hay teorías que afirman que es un agente secreto de la propaganda china.


Es raro escuchar sobre protestas en la China Continental, aunque ellas existen. En la Universidad de Fudan (Shanghai), por ejemplo, que es considerada una de las top 3 de China, varios alumnos organizaron una manifestación-relámpago en uno de los comedores universitarios. La motivación fue la decisión de la dirección de cambiar el estatuto de la universidad, eliminando o alterando partes importantes sobre la libertad de pensamiento y la gestión democrática. Muchos lo vieron como un intento de limitar las discusiones académicas y agradar al Partido Comunista, ya que también se incluyeron  menciones a éste y a la “contribución patriótica” de los alumnos.


La Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo recibió 237.000 sugerencias online y 5.600 cartas pidiendo actualizaciones en el código civil del país, sobre temas como deudas compartidas entre cónyuges y, lo que más llamó la atención, sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Activistas chinos celebraron la repercusión pública, pero reconocen que el cambio puede tardar décadas o hasta no ser implementado. Un proverbio chino traduce bien la situación: “不怕慢, 就怕停”, o “no tengas miedo de crecer despacio, pero sí de no moverse”.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Lianzhou Foto Festival: está sucediendo ahora el principal festival de fotografía contemporánea de China, cerca de Guangzhou. Es la 15ª edición, exponiendo trabajos de artistas chinos y extranjeros. Checa algunas de las fotos.

Académico: lee sobre el ascenso de las fintechs en China y sobre su papel en lo que el autor llama “capitalismo autoritario” del país.

Podcast: el tópico de la actuación de empresas privadas de seguridad en el Continente Africano no es nuevo. Sin embargo, es relativamente nueva la presencia de empresas chinas  que están conquistando espacio en un mercado dominado principalmente por empresas estadounidenses y europeas. El último episodio del The China in Africa Podcast trata el tema.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: