Newsletter 068 (ES)

El aumento del e-commerce en la post-pandemia será, aparentemente, una tendencia mundial. A pesar de que China está acostumbrada desde hace mucho a la herramienta, aún así hubo crecimiento del comercio digital. Un texto publicado a inicios de junio por dos investigadores del John L. Thornton China Center, discute la historia del sector, que se fortaleció durante la epidemia del SARS, en el 2003. Los autores también evalúan las principales empresas del sector, la importancia de la democratización del acceso al internet (86% de los chinos tiene acceso a internet de banda ancha), el crecimiento de las ventas por livestream, y el aumento de la valoración de la privacidad de datos y del papel de los repartidores, que trabajan en la primera línea de servicios esenciales, tanto en China como en el resto del mundo.

El artículo también se refiere a la expansión de empresas chinas de e-commerce en el mundo, una tendencia que probablemente se mantendrá. De hecho, es notorio el esfuerzo de liberarse del estereotipo de “empresa china” y consolidarse como empresa “global” por parte de los dos gigantes del sector. A fines de mayo, ByteDance, dueña del TikTok, contrató a un ex-ejecutivo de Disney+ para que se desempeñe en las posiciones de CEO de la app y de director de operaciones de ByteDance. Ahora, la plataforma de streaming de videos iQiyi contrató a un ex-ejecutivo de Netflix (del área de políticas públicas para la región Asia-Pacífico) para el puesto de vicepresidente de servicios internacionales, donde se encargará de organizar sus planes de expansión.


Hace algunas de semanas, comentamos los planes de inclusión de vendedores ambulantes en los paquetes de estímulo económico post-pandemia en China. Durante el anuncio, el primer-ministro Ki Keqiang resaltó el papel de esos trabajadores y prometió apoyo para sus actividades, que representan importantes fuentes de ingresos principalmente para las clases bajas. Muchas personas, sin embargo, no reaccionaron bien a las declaraciones de Li. Un comentario compartido por el medio estatal CCTV, por ejemplo, sostiene que la decisión de estimular la actividad de esa clase sería un “retroceso de décadas”. El también estatal Beijing Daily, por su parte, publicó una serie de artículos donde se califica a los vendedores de “ruidosos, obstructivos y capaces de dañar la imagen de la capital china”. El contenido de las críticas, claramente clasista, ejemplifica las divisiones de la sociedad china, donde  clases altas son hostiles a grupos informales menos favorecidos.


Las tres aerolíneas estatales más grandes de China — Air China, China Eastern Airlines y China Southern Airlines — recibieron esta semana sus primeros aviones ARJ21, fabricadas por la también estatal Commercial Aircraft Corporation of China (COMAC). El ARJ21, con capacidad para transportar a 90 personas, está en operación desde hace cuatro años y fue el primer avión comercial construido domésticamente, a pesar de que algunas piezas son de origen extranjero, como los motores. En los próximos años, la COMAC deberá, además de continuar con las ventas a aerolíneas nacionales, desarrollar nuevas aeronaves de utilización más amplia que pueden hacer competencia directa a las gigantes Boeing y Airbus, además de la brasileña Embraer.

A fin de cuentas, ha funcionado la diplomacia “guerrero lobo” (wolf warrior diplomacy)? Para Xiang Lanxin, un reconocido especialista en política internacional de China, la respuesta evidente es “no”. Para él, la diplomacia que logró titulares de periódicos contribuye a la desestabilización del orden internacional y rescata herencias imperiales de una supuesta superioridad del modelo chino — coqueteando con la defensa de la primacía civilizatoria china en relación a las demás naciones. Xiang señala que los trabajos de Martin Jacques (When China Rules the World) y Zhang Weiwei (The China Wave: Rise of a Civilizational State) pueden haber contribuido a  crear esa percepción entre la élite política del país. Confiere aquí la íntegra de la argumentación de Xiang — una lectura digna de un buen cafecito.


Hablando de  diplomacia del “guerrero lobo”… En el último episodio de las tensiones fronterizas entre China e India, Beijing  anunció que enviará 20 entrenadores de artes marciales al tablero tibetano. No hubo ninguna explicación oficial acerca de la decisión, pero la expectativa es que los entrenadores trabajen junto a las fuerzas terrestres del país en la región. Algunos observadores aventuran que el principal motivo de la movilización fue el reciente enfrentamiento entre las dos naciones en el área de Galwan, que, como ya reportamos acá en Shūmiàn, dejó al menos 20 soldados indios muertos y decenas de heridos.


El deseo de expansión global de las empresas chinas puede enfrentar dificultades, tal vez fruto de esas mismas tensiones. El día de ayer, el gobierno de la India presentó una lista de 59 apps chinas prohibidas en el país, incluyendo el propio TikTok, pero también otras aplicaciones de ByteDance, QQ y Baidu, además de gigantes como WeChat y Weibo. La argumentación presentada por las autoridades ha sido la preocupación por la privacidad y seguridad de datos de ciudadanos indios, que podrían estar siendo enviados a servidores fuera del país.


La expansión de la pandemia de COVID-19 va acompañada, alrededor del mundo, por manifestaciones de hostilidad contra China, los chinos y sus descendientes. Sea por la retórica del “vírus chino” de Washington o por las crecientemente frecuentes agresiones contra el gigante asiático y su pueblo desde Brasília, entre muchos otros ejemplos, el prejuicio contra China, como aclara la investigadora brasileña Rosana Pinheiro-Machado, emerge en la actualidad como una fuerza con importantes consecuencias para el futuro global (en portugués).


Un grupo de 50 expertos independientes vinculados a la ONU ha emitido un comunicado manifestando preocupación y pidiendo que el gobierno chino garantice el respeto a los derechos humanos en el país, especialmente en relación a la situación en Hong Kong, Xinjiang y Tibet. El grupo pide que Beijing no implemente la nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong. El texto completo, con la lista de los expertos que lo realizaron (y no reciben una remuneración financiera de la ONU), está disponible aquí.

Además de la ONU, la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong, aprobada el último martes (30), ya suscita otras reacciones internacionales. Grupos locales de oposición, defensores de los derechos humanos y actores políticos en todo el mundo temen que la nueva ley sea utilizada para anular procesos legales y libertades civiles y políticas de los ciudadanos de la ciudad autónoma, terminando con la máxima “Un país, dos sistemas”. Segundo la agencia de noticias estatal china Xinhua, la ley debe penalizar delitos como sedición, subversión contra el gobierno central, terrorismo y colusión com fuerzas extranjeras. La expectativa es que la nueva aprobación impulsione nuevas protestas en el território.

Se están destruyendo varias comunidades rurales y reubicando familias en la provincia de Shandong, en el noreste del país, como parte de un gran proyecto de reducción de la pobreza en el país. La medida es parte del plan de Construcción de Nuevas Comunidades Rurales (BNRC, en inglés) y busca urbanizar zonas rurales y promover el desarrollo industrial a partir de dos objetivos. En primer lugar, se apunta a destruir las dispersas comunidades rurales y centralizarlas en un único asentamiento, de manera que sea posible aumentar la producción agrícola y recuperar tierras abandonadas, resultado de éxodo rural que llevó a alrededor de 200 millones de personas a los centros urbanos. En segundo lugar, el BNRC busca mejorar las condiciones de vida en el campo, ya que la construcción de nuevas viviendas está asociada a nuevas inversiones gubernamentales en infraestructura — como pavimentación de calles, saneamiento básico, electricidad y hospitales.

La realidad, sin embargo, siempre es más complicada. En los relatos recientes de las comunidades rurales de Shandong, se denuncia la remoción forzosa de familias e indemnizaciones financieras irrisorias, incapaces de garantizar el acceso a un nuevo inmueble. En algunos casos, familias enteras fueron expulsadas de sus hogares sin tener adonde ir, ya que las nuevas casas ni siquiera estaban listas. Al norte del país, hubo un aumento significativo del desempleo en las comunidades rurales afectadas por las remociones — sin tierra para trabajar y muchas veces sin educación formal, la mano de obra rural queda a su suerte para sobrevivir.


Mencionamos la semana pasada las fuertes lluvias que han estado afectando al sur de China y desalojando a cientos de miles de personas. Tras el envío de equipos de especialistas a las regiones más afectadas, por parte del Ministerio de Recursos Naturales chino, fue el turno de Xi Jinping de pronunciarse sobre el tema. El domingo pasado (28), el líder chino urgió medidas de las autoridades locales para contener la emergencia causada por las inundaciones. Xi resaltó, además, que la prioridad del momento es auxiliar a las personas en medio de la calamidad, causada por una estación de lluvias especialmente fuerte.

Circulan en los medios occidentales rumores de que la hidroeléctrica de las Tres Gargantas estaría bajo riesgo de un colapso debido a las lluvias. El gobierno chino los niega. Sin embargo, en una reciente entrevista a la RFI, el especialista sino-alemán Wang Weiluo confirmó el riesgo de fallas en la infraestructura, que serían,según él, “catastróficas” para residentes de la parte más baja del río Yangtze.


Ya mencionamos aquí la reciente aprobación de la ley china contra la violencia doméstica. Ahora, una ciudad llamada Yiwu implementó una política que permite a sus residentes buscar registros policiales de violencia doméstica ligados a sus parejas. Sólo hay registros desde el 2017 y, aunque la legislación representa un avance, no es suficiente: al margen de que la gran cantidad de casos que no son denunciados, muchos son rechazados por la policía (34% según datos de Shanghai) o retirados por las víctimas (12%, idem).


Shen Jilan, la legisladora más anciana de China, falleció el domingo pasado, a los 91 años de edad. Shen participó de todos los encuentros del Congreso Nacional del Pueblo, desde su creación en 1954. De origen campesino, desde el inicio de las reuniones insistió en la igualdad de salarios entre hombres y mujeres, que fue incluída en la legislación del país. Recientemente, se hizo famosa por decir que nunca votaba en contra en las sesiones parlamentarias. “Si estoy en contra, me abstengo”, dijo en 2011.


Tres profesoras chinas relatan la atmósfera de tensión que sienten al debatir ciertos temas en aula los últimos años. El reportaje de Alice Su incluye entrevistas a académicas chinas que dan clase sobre la Revolución Cultural, como Guo Yuhua (de la Universidad Tsinghua), que recibieron medidas punitivas debido a discursos considerados impertinentes, muchas veces denunciados por sus mismos alumnos.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Prepara las palomitas: una lista con nueve películas chinas con la temática LGBTQIA+ para ver en línea. No dejes de echar una mirada también en Gagaoolala, el “netflix queer de Asia”.

Fotografía: el famoso fotógrafo chino Li Zhengsheng falleció en Nueva York el día 23 de junio. Trabajando para el Heilongjiang Daily, registró imágenes impresionantes de la Revolución Cultural, consiguiendo esconder los negativos de las autoridades. Lee esta entrevista con él (de 2012), y ve las fotos también aquí.

Movilidad concentrada: un profesor de antropología de Oxford, Xiang Biao, escribió sobre (y el excelente Reading the China Dream ha traducidolas cuestiones relacionadas a los trabajadores migrantes y de la economía china especializada en la gig economy, considerando la forma de esos trabajadores en lidiar con el nuevo coronavirus.

Podcast: es un hecho que China aportó grandes inversiones en la infraestructura del sector energético en el continente africano. Cual es el futuro de esa relación en el contexto de crisis pos-pandemia? Es el tema del nuevo episodio de The China-Africa Podcast.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: