Newsletter 071 (ES)

El Congreso Nacional del Pueblo publicó el nuevo proyecto de ley sobre seguridad de datos para escrutinio público hasta fin de mes. También se prevé para el 2020 la publicación de un proyecto de ley sobre la protección de datos individuales. Ambos proyectos son parte de un nuevo concepto de legislación china sobre el uso de datos y seguridad nacional que se desarrolló principalmente desde la creación del Cyberspace Administration of China (CAC) en 2014, y de la sanción de la Ley de Ciberseguridad en el 2016. Es evidente también una estrategia que pone al big data en una posición central para el gobierno. El proyecto sobre seguridad de datos ha sido criticado por ser bastante general en sus términos y por no especificar bien las fronteras entre las diferentes industrias — una falta de claridad que abre la puerta a diferentes interpretaciones de cuestiones importantes. Puedes leer la versión completa de la traducción (del chino al inglés, hecha por DigiChina) aquí.

En un artículo del New America, analistas subrayan cinco puntos importantes en relación al proyecto de ley: la clasificación de datos, centralizados de arriba abajo (por ejemplo, definiendo categorías estándares en vez de permitir que cada empresa defina las suyas); la relación entre empresas privadas y gobierno (se prevén situaciones de uso compartido de datos, nuevas autoridades regulatorias y regímenes jurídicos); la creación de mercados de datos, con transacciones legales; una definición de la actuación de los órganos implicados; y el relacionamiento entre China y otros países en el ámbito de los datos.


En una carta al Global CEO Council, el líder chino Xi Jinping aseguró a grandes ejecutivos de todo el mundo que China está comprometida con el desarrollo pacífico y con el avance de la reforma y de la apertura de su economía. Más que una mera formalidad, las palabras son un intento de preservar expectativas y tranquilizar a la comunidad de inversionistas y empresarios internacionales en medio de la crisis de COVID-19 y de las tensiones con Washington. Citando el crecimiento del PIB chino en el segundo trimestre de este año, Xi puso en relieve la determinación del país en construir un ambiente de negocios más propicio tanto para iniciativas domésticas como extranjeras, apuntando a la defensa de los beneficios mutuos y a una mejor comunicación con las empresas chinas.


El portavoz oficial del Partido Comunista Chino (PCCh) acusó al Partido Progresista Democrático de Taiwán (PPD), líder de la coalición que gobierna en la isla, de intervenir en temas relacionados a Hong Kong. En un comentario publicado el domingo pasado (19) por el medio estatal People’s Daily, se afirmó que el PPD  tuvo un “rol vergonzoso” en las manifestaciones que se dieron en la ciudad recientemente. Supuestamente en cooperación con fuerzas separatistas tanto de Hong Kong como de los EE.UU., el partido habría contribuído con una fuerza que, según el PCCh, “amenaza la soberanía nacional y la integridad territorial de China”. El PPD, por su parte, aún no ha respondido a las acusaciones.


Ya mencionamos en Shūmiàn las fuertes lluvias que han causado graves daños al lo largo del Río Yangtze; hasta el momento, 44 millones de personas debieron ser evacuadas y los costos generados por las inundaciones ya superan los 12 mil millones de dólares. El problema, sin embargo, va más allá de eso: las inundaciones de tierras, sumadas a las pérdidas económicas causadas por la pandemia de COVID-19, generó una fuerte suba en el precio de los alimentos que preocupa el gobierno central. El precio de los productos frescos subió un 9%, y el precio de carne de cerdo sigue subiendo. Como en todo el mundo, la seguridad alimentaria es esencial para la estabilidad social china, además de que el PCCh había definido a este año en particular como plazo para eliminar la pobreza en el país.


Un discurso de Xi Jinping sobre el Partido Comunista de China fue publicado por la revista Qiushi. Por ahora, está disponible solamente en mandarín. Toda la edición está enfocada en el socialismo con características chinas — que, según Xi, tiene al liderazgo del Partido como principal característica. Él resalta que la autoridad del Comité Central del Partido es lo que determina la autoridad del Partido en todos los otros niveles en el país, así como la autoridad otorgada a él por dicho órgano.

Un estudio conducido por investigadores del Center for Global Development presenta datos sobre cómo la liberalización comercial entre China y EE.UU., tras el ingreso del país asiático en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, llevó a un incremento de más de 500% en el número de estudiantes chinos en universidades estadounidenses. Éstos representan la principal nacionalidad entre estudiantes internacionales en los Estados Unidos desde 2009. A pesar de que por lo general se considera a la reducción de empleos en el sector de la manufactura debido a la importación de productos  como la principal consecuencia de esa liberalización, los autores resaltan que el aumento de estudiantes procedentes de China rinde para los Estados Unidos en (altas) tasas de anualidad para universidades y escuelas. Así, la guerra comercial podría generar una pérdida de 1,15 mil millones de dólares en los próximos diez años, o más, con la restricción de visados. A propósito, muchos estudiantes chinos están prefiriendo ir a Reino Unido debido a las tensiones.


Hablando de las tensiones entre Estados Unidos y China, la superpotencia occidental ha tomado este miércoles (22) la sorpresiva decisión de cerrar el consulado chino en Houston (Texas), citando como justificación la protección de “la propiedad intelectual y la información privada de los estadounidenses”. Luego de la orden de cierre, se pudo observar a varias personas quemando lo que parecía ser una importante cantidad de documentos dentro del consulado. Por su parte, el gobierno chino asegura que esta medida representa una “escalada sin precedentes” en las tensiones sino-estadounidenses, e incluso algunos portales han informado que existe la posibilidad del cierre del consulado norteamericano en Wuhan a modo de represalia.


Donald Trump firmó, según lo esperado, un orden ejecutiva que le pone fin al tratamiento comercial preferencial otorgado a Hong Kong por los Estados Unidos. De acuerdo con un comunicado pronunciado por el propio presidente estadounidense en la Casa Blanca, la ciudad pasará a ser tratada de la misma forma que China continental, “sin privilegios, sin tratamiento económico especial, sin exportación de tecnologías sensibles”. En respuesta, Beijing ha prometido represalias contra Washington que protejan los intereses chinos de lo que clasificó como intentos groseros de interferencia extranjera en las cuestiones domésticas del país.


La situación en Hong Kong, sumada a las crecientes alegaciones de violaciones de derechos humanos en Xinjiang, viene poniendo a miembros del PCCh bajo un escrutinio internacional cada vez mayor. De la parte británica, el Reino Unido analiza la aplicación de sanciones a China o la toma de acciones conjuntas con aliados en respuesta a lo que clasifica como un genocidio del grupo étnico uigur. De la parte estadounidense, se considera prohibir el ingreso de miembros del PCCh y de sus familiares en los Estados Unidos, lo que podría alcanzar a más de 270 millones de chinos. Sobre los miembros del PCCh: vale recordar que se trata mayoritariamente de un grupo con alto nivel educativo y elitizado, muchos de los cuales son empresarios, científicos y políticos importantes que contribuyen al desarrollo de las relaciones entre los dos países.

En caso de que la medida sea aplicada, será otro paso en falso de la administración Trump al lidiar con Beijing. La creciente animosidad entre los dos países tiene consecuencias directas en la vida de las personas: no dejes de leer el conmovedor relato del sinólogo Ian Johnson que, tras 20 años viviendo en China, fue expulsado con la ola de visados negados a periodistas estadounidenses en marzo de este año.

Y la carta de Johnson no fue el único episodio del creciente malestar en el campo de la prensa y del periodismo entre Estados Unidos y China. Tras el rechazo al visado de uno de sus principales periodistas en Hong Kong, The New York Times anunció que trasladará a gran parte de su oficina y equipo en la ciudad hacia Seúl, en Corea del Sur. La decisión surge tras la imposición de la nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong, cuyas disposiciones han despertado preocupaciones entre las organizaciones de prensa —  especialmente las extranjeras — en la región administrativa especial.


El embajador chino en el Reino Unido, Liu Xiaoming, concedió una entrevista a la BBC sobre la nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong, la crisis en que se encuentra Huawei en el Reino Unido y el video que estuvo rodando por la web que parece mostrar el transporte de detenidos uigures — imágenes que fueron comparadas a traslados en tren de prisioneros durante el Holocausto. Huawei fue excluida de la lista de empresas de telecomunicaciones proveyendo 5G en el Reino Unido, según informa The Guardian, por cuestiones geopolíticas, entre otras.

Es común pensar que el e-commerce es algo para las grandes empresas, pero ¿sabías que la práctica también puede ser una herramienta en los esfuerzos de  reducción de la pobreza? Es lo que Pinduoduo, uno de los gigantes del comercio electrónico destinado a las ciudades pequeñas y medianas, está demostrando en una de las localidades más pobres de China. Al enseñar a agricultores a vender sus productos por internet — desde la creación de su tienda en la plataforma hasta la campaña de marketing y cómo hacer live streaming — agricultores que antes limitaban sus ventas a sus alrededores ahora pueden acceder directamente al mercado consumidor de todo el país, recortando costos de intermediación.

La práctica de incentivar el e-commerce en zonas rurales de China tiene el potencial de llevar infraestructura a las regiones pobres, incorporar a pequeños productores en la economía del país e incluir más personas de las clases bajas en el mercado consumidor nacional.


Tras el reciente impulso del movimiento Black Lives Matter alrededor del mundo, grandes marcas de productos estéticos, como L’Óreal y J&J, anunciaron el fin de muchas líneas de productos de emblanquecimiento de piel. Aunque bien recibida en varios lugares, a muchas personas en China no les gustó la medida. La idealización de pieles claras en el país es de larga data, y está basada en una discriminación de clase que reverencia la estética aristocrática y desprecia la piel quemada de los trabajadores del campo. Hay incluso registros de esa tendencia en el Libro de los Cánticos, escrito hace miles de años. Teniendo en cuenta la extensión de ese patrón, por lo tanto, es posible que la medida no haga más que incentivar a los consumidores chinos a elegir las abundantes alternativas japonesas y surcoreanas con el mismo propósito, más que contribuir a avances en este sentido.


Planear su jubilación ya es una preocupación de muchos jóvenes chinos que analizan la situación económica del país y piensan en la próximas crisis que pueden surgir. El concepto “FIRE”, acrónimo del inglés para Financial Independence, Retire Early (independencia financiera, jubilación temprana), se hizo popular en los EE.UU. con un libro lanzado en el 1992 y desde entonces fue exhaustivamente elogiado por gurúes del área financiera. Ahora, se puso de moda también en China. Economizar en gastos de ropa y electrodomésticos, comer más en casa y no pedir delivery, con el fin de ahorrar más del 60% del sueldo, son algunos de los objetivos de aquella juventud con buenos ingresos (especialmente en el sector de la tecnología) y que quiere abandonar el boom del consumismo para retirarse temprano y vivir del rendimiento de sus economías. Sin embargo, la inflación y fragilidad de la red de protección social son factores que pueden poner a muchos de ellos en riesgo más adelante.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Podcast: sube el volumen, que el episodio del China Talk con la profesora Yuen Yuen Ang está imperdible. Cómo entender la paradoja china de mucha corrupción y, al mismo tiempo, impresionante crecimiento económico? Escucha aquí.

Azul es el color más etéreo: conoce a Han Qin, una artista visual fascinada por la relación transitoria y, al mismo tiempo, durable, entre personas y lugares. Aunque enfocada en migraciones, el trabajo de Han también dialoga con la inercia del momento actual.

Una jornada: fotografías por el camino del mayor río de Asia, el Yangtze, sustento de diversas partes de China hace siglos y fuente de inspiración de artistas. La imagen abajo es uno de esos hermosos registros.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: