Newsletter 082 (ES)

A pesar de ser prometedor, el anuncio de Xi Jinping a finales del mes pasado de que China pretende alcanzar la neutralidad de carbono hasta 2060 suscitó muchas dudas. Aún no se sabe si el compromiso también incluye a las inversiones chinas en el extranjero, y tampoco hay muchos detalles de cómo China, actualmente la mayor emisora mundial de carbono, logrará un objetivo tan ambicioso. Sin embargo, los primeros detalles más concretos ya empiezan a aparecer: en la última semana, un grupo de científicos chinos cercanos al gobierno central lanzó una hoja de ruta hacia 2060, previendo cambios graduales en un principio, y más acelerados a partir de la mitad de la década de 2030.

Ya se sabe que el camino no será fácil. Para Varun Sivaram, investigador senior del Center on Global Energy Policy de la Universidad de Columbia, la transición sería la “tarea más hercúlea jamás realizada en la historia de la humanidad”. Dado el alto nivel chino de emisión, alcanzar la neutralidad de carbono exigiría cambios económicos y de infraestructura energética de una magnitud considerablemente  mayor que en cualquier otro país. “Lo que China se está comprometiendo a hacer es un nivel de construcción de infraestructura en energía que el mundo nunca ha visto”, completa Sivaram, que también bromea: “si no fuera China, yo no lo creería”.


El 1 de octubre, fecha que marca el aniversario de la fundación de la República Popular China y que en 2020 coincidió con el Festival de Medio Otoño, en general es celebrado en el país con demostraciones patrióticas y homenajes a los principales líderes chinos de las últimas décadas. Sin embargo, aunque el clima fue de celebración en varias partes del gigante asiático, fue diferente en Hong Kong: en medio de un persistente clima de descontento popular, se produjeron manifestaciones en las calles de la metrópoli, que fueron contenidas de inmediato por una gran fuerza policial. Llama la atención el hecho de que, este año, el número de manifestantes descendió significativamente en comparación a 2019, resultado que muchos atribuyen a la creciente restricción de las libertades civiles y las demostraciones de disidencia en la ciudad.

Y junto a la celebración de la fundación de la República Popular China, tiene inicio la tan esperada Golden Week, o la “semana festiva para alegría general de la nación”. Hasta ahora, el periodo ha dejado más de 11 mil millones de dólares en ganancias y se estima que se realizarán más de 500 millones de viajes domésticos hasta el día 8. Tú que estás en China, aprovechaste el feriado? Cuéntanos!


Hace un tiempo hablamos sobre el lanzamiento del primer Código Civil de la China moderna,  que entrará en vigor a partir de 2021. El recorrido para la publicación de este código se inició en 2014. El think tank China Policy publicó un buen material sobre el tema, con 80 slides detallando el contenido del Código, además de incluir algunos cuestionamientos surgidos en el debate, líneas del tiempo de temas y cambios sobre temáticas como derecho de propiedad, contratos, matrimonio, y más. Las discusiones con respecto al Código se hicieron públicas, y el documento también habla de cuáles cuestiones presentaron divergencias entre la opinión pública y los expertos.

En respuesta a la noticia de que Donald Trump se ha infectado con el nuevo coronavirus, Xi Jinping envió un mensaje a la Casa Blanca deseando salud al presidente de los EE.UU. Junto a su esposa Peng Liyuan, Xi expresó su solidaridad y su deseo de que Trump se recupere pronto. No todos en China, sin embargo, fueron así de cordiales: en redes sociales, algunos se burlaron de la situación haciendo chistes con declaraciones de Trump sobre la enfermedad COVID-19, otros celebraron la noticia como un regalo del 1 de octubre e incluso algunos recordaron que el líder estadounidense no tomó la pandemia con seriedad y ahora está pagando, junto a su país, el precio de su propia incapacidad.


Tras haber visitado Roma buscando apoyo en contra del avance de Huawei en la infraestructura 5G en Europa, el secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, decidió probar suerte e ir al Vaticano para tratar de bloquear el Acuerdo Provisorio Santa Sede-China. La sagrada visita, sin embargo, no salió muy bien: el Papa Francisco se rehusó a recibir a Pompeo. El Vaticano, que no acepta visitas de políticos en periodos de elecciones, reprendió a Pompeo por intentar politizar la relación de la Iglesia Católica con China. Según ya comentamos aquí en Shūmiàn, el Acuerdo es un hito en las relaciones entre Beijing y el Vaticano, que puede determinar el futuro de la religión católica entre los chinos.


En 1950, China y EE.UU. se enfrentaron en una guerra en tierras coreanas que duró 3 años. La Guerra de Corea, que cumple 70 años en 2020, fue uno de los conflictos más brutales y mortales de la historia reciente. Sólo un año después de la proclamación de la República Popular de China, tras un largo periodo de guerra civil, Mao Zedong envió 3 millones de soldados voluntarios a la batalla. Según las cifras oficiales de Beijing, los muertos y heridos chinos llegaron a 360 mil, mientras los estadounidenses llegaron a 140 mil y casi 3 millones de civiles coreanos (de norte a sur) fallecieron. Hasta hoy en día, todos los meses de octubre (momento en que el país entró en el conflicto) se realizan en China ceremonias con los restos de soldados que se encuentran anualmente. Es un símbolo patriótico importante para la población china: a pesar de recién salida de un siglo de guerras, invasiones y caos interno, China y Corea del Norte lograron empujar a las fuerzas estadounidenses y surcoreanas al sur del famoso paralelo 38. Si te interesa ver fotos del conflicto (algunas sensibles), recomendamos este ensayo en color — que contiene nuestra foto de la semana.


La crisis de la deuda de algunos países africanos con empresas chinas es un tema frecuentemente discutido. Recientemente, Zambia declaró a sus inversionistas alrededor del mundo que no podrá pagar intereses hasta abril de 2021. Desde hace algún tiempo se critican las inversiones chinas en el país. En junio, el presidente Edgar Lungu pidió a Beijing que cancelara algunas de las deudas, lo que fue parcialmente aceptado. Ahora parece que la situación se está complicando en Kenia también, según un reportaje de The China-Africa Project. El emprendimiento Kenya Railway, financiado por la empresa china SGR y considerado uno de los proyectos destacados de la Iniciativa de la Franja y de la Ruta, está perdiendo alrededor de 9,2 millones de dólares al mes por no lograr cumplir con porcentajes mínimos de carga y pasajeros. Parlamentarios kenianos piden la renegociación de las deudas, ofreciendo el puerto de Nairobi como contrapartida en el caso de no cumplir con los pagos. La situación es preocupante tanto para el país africano como para la reputación china.


Y por Latinoamérica, ya se empiezan a celebrar los 50 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Chile y China. El embajador del país asiático en Chile, Xu Bu, ha publicado un artículo comentando la cooperación bilateral en el periódico La Tercera. Accede aquí al contenido.

También en México, 2020 está siendo un buen año respecto a las relaciones económicas con China: el 37% de las nuevas iniciativas de inversión en parques industriales mexicanos anunciadas este año son de origen chino, más del doble de las inversiones de EE.UU. En el rubro de la infraestructura, además, el presidente López Obrador reactivó el plan de contratar la empresa china China Railway Construction Company (CRCC) para construir una línea de tren de alta velocidad entre la capital y Querétaro, en el centro del país. El proyecto, que está valuado en alrededor de 2,4 mil millones de dólares, había sido cancelado por el ex-presidente Peña Nieto debido a un escándalo de corrupción involucrando a su entonces esposa.

En la última semana, comentamos sobre las recientes polémicas en torno a las discusiones sobre acoso y sexismo en instituciones educativas chinas. En esta semana, un escándalo de otro orden, pero relacionado a la educación, llegó a su fin en el país: una profesora de jardín de infantes de la provincia de Henan, en China central, recibió una sentencia de muerte tras envenenar con nitrito a más de 20 estudiantes, todos de la clase de otro profesor de la misma institución, en marzo del último año. Una de las víctimas falleció y varias fueron hospitalizadas. De acuerdo a la sentencia emitida por la corte responsable, el motivo del envenenamiento sería una disputa entre la profesora y otros docentes respecto al manejo de los alumnos de la escuela.


El anuncio de la construcción de un nuevo cohete chino para llevar astronautas a la luna fue noticia esta semana. La novedad está en línea con los planes espaciales chinos para realizar una misión tripulada al satélite terrestre, y significa una gran evolución en la tecnología actualmente utilizada por los cohetes de la serie Long March. Acompañando al desarrollo de la industria comercial de satélites, el gobierno chino ha aprovechado décadas de inversiones en su programa espacial para avanzar en la exploración del espacio solar  — como muestran sus misiones planeadas para Marte. Si  mantiene la tradición de publicar un white paper sobre sus actividades espaciales cada cinco años (20112016), China debería presentar buenos resultados a finales del próximo año. Vale la pena seguirlo.


Con la tensión existente entre Beijing y Washington, se puede imaginar cuánto eso influye negativamente en la percepción de la sociedad china sobre Donald Trump. Sin embargo, la realidad es siempre más compleja: es llamativo cómo muchos chinos expresan su apoyo hacia él. El desdén por lo políticamente correcto, el anti-establishment, los ataques a medios de comunicación occidentales tradicionales y el hecho de que el presidente de los EE.UU es un símbolo de hombre de negocios exitoso, hace que a  muchos chinos les atraiga el polémico jefe de Estado. Claro que los ataques sino-fóbicos de Trump no simpatizan; pero el Make America Great Again parece atraer a parte de una extrema izquierda china Han-céntrica y anti-imigración, que posen valores personales semejantes a los del presidente estadounidense.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Un poco de historia: conoce la ambiciosa odisea que garantizó la seguridad de artefactos históricos de la Ciudad Prohibida de Beijing durante las invasiones japonesas en el nordeste chino, en la primera mitad del siglo XX.

Podcast: octubre recién empieza y ya hay un nuevo episodio del podcast Barbarians at the Gate. Esta vez, la charla es con Alec Ash, autor de Wish Lanterns: Young Lives in New China, sobre los valores y el nacionalismo cambiante de la nueva juventud china.

Podcast en mandarín: ¿cómo están tus conocimientos de mandarín? El podcast Loud Murmurs debatió los reality shows de danza Street Dance of China y Legenday. El invitado es Bazi, considerado el rey del baile de salón vogue en China.

Música: la sugerencia musical de la semana es el rock alternativo de la banda taiwanesa (una vez más) 麋先生MIXER. ¡Sube el volumen!

Legado: un texto emocionante y reflexivo sobre cómo la diáspora uigur enfrenta desafíos para mantener vivas su cultura y sus tradiciones, a pesar de la sinificación de la minoría en Xinjiang — un proceso al que muchos han llamado “genocidio cultural”.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: