Newsletter 094 (ES)

Un nuevo brote en el norte de China. Más de 400 personas dieron positivo del nuevo coronavirus en Hebei, al sur de Beijing, además de algunos casos de contagio local en Shanxi y Heilongjiang. La proximidad de las regiones afectadas con la capital del país fue suficiente para que sonaran las alarmas entre las autoridades chinas: incluso antes de que hubiera cientos de casos, el gobierno central ya había impuesto un lockdown en la región, afectando inmediatamente a más de 10 millones de personas. Puede que la reacción haya sido rápida, pero aun así muchos temen que el brote pueda perjudicar otra vez a los tradicionales viajes del Año Nuevo Lunar. El año pasado, el principal período de fiestas chino fue celebrado de manera atípicamente silenciosa debido a los primeros meses de la pandemia de Covid-19 en el país.

Hablando de Covid-19, las autoridades de salud chinas confirmaron la semana pasada que el país va a proveer gratuitamente a toda su población vacunas contra el coronavirus, cuando éstas estén listas para utilización masiva. Zheng Zhongwei, de la Comisión Nacional de Salud, recordó que producir, transportar y aplicar esas vacunas implica grandes costos, pero que China tiene las condiciones para ofrecerlas gratuitamente a sus ciudadanos. Tal como lo comentamos la semana pasada, a fines de diciembre el país aprobó provisoriamente su primera vacuna, desarrollada por la empresa estatal Sinopharm, y se espera que en breve se apruebe el uso de la vacuna de la SinoVac (testeada y producida también en Brasil).

Arrestos masivos en Hong Kong. En total, 55 personas, entre ellas conocidos políticos, abogados y jóvenes activistas, han sido arrestadas bajo la acusación de violar la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong, al intentar organizar una elección primaria no oficial para lanzar un candidato de la oposición. La mayoría de ellas ya han sido liberadas tras el pago de la fianza, pero los analistas prevén que podrían ser arrestadas nuevamente, tal como sucedió con Jimmy Lai, dueño del periódico Apple Daily, conocido por su oposición a Beijing.

Las detenciones no han pasado desapercibidas en el mundo: EE.UU., Australia, Reino Unido y Canadá condenaron la acción, señalando la violación a los derechos humanos y la censura en la ciudad. Miembros del Parlamento Europeo hicieron eco de las críticas, mencionando las cláusulas de respeto a derechos básicos del Acuerdo China-Unión Europea, aprobado recientemente. China reaccionó a las críticas estadounidenses comparando la invasión del Capitolio — condenada por gran parte del establishment de Washington — a las protestas en Hong Kong que, según Beijing, son igualmente perjudiciales para la seguridad nacional.

Todo indica que de hecho se impondrán prohibiciones. O al menos es lo que Trump dejará para que Biden decida. La propuesta es que 7 aplicaciones, como CamScanner y apps de pagos, como Alipay y WeChat Pay, sean prohibidas en los EE.UU bajo acusaciones de amenaza a la seguridad nacional. Sin embargo, la orden ejecutiva solo entra en vigor a los 45 días, luego de la investidura del nuevo presidente – así que será él quien decidirá si se pone en práctica o no. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, criticó la decisión, acusandola de  hipócrita debido al histórico espionaje del gobierno estadounidense sobre sus ciudadanos.

También sobre los Estados Unidos, el Secretario de Estado de la administración Trump, Mike Pompeo, anunció el último miércoles (7) que enviará a Kelly Craft, embajadora estadounidense en la Organización de las Naciones Unidas, a un viaje a la isla de Taiwán. De acuerdo con Pompeo, el motivo de la visita es mostrar “lo que una China libre puede conquistar”. Claro que el anuncio no fue bien recibido en Beijing: la misión del país en la ONU respondió de inmediato, afirmando que se opone con firmeza a la decisión y recordando su posición oficial de que hay solamente una China en el mundo y que Taiwán es parte inalienable del territorio chino. “Nos gustaría recordar a los Estados Unidos que aquellos que juegan con fuego se pueden quemar”, completaron.

Y siguiendo con EE.UU y China: obviamente, la invasión al Capitolio en Washington el día 6 de enero, no escaparía a los medios y la atención de los chinos. Como ya hablamos arriba, se hicieron ácidas críticas al hecho de que parlamentarios estadounidenses habían elogiado las protestas en Hong Kong. Pero también surgieron comentarios en medios estatales como el Global Times y en redes sociales cuestionando la democracia en el país norteamericano e incluso diciendo que es “karma” por la hipocresía en su actitud al lidiar con otros países. También hubo muchos chistes, como ofertas para comprar el podio que fue robado del edificio.

El analista Jude Blanchette escribió sobre los cambios en el capitalismo de estado chino que, de acuerdo con él, sale del “China, Inc” hacia el “CCP, Inc”, en referencia al creciente rol del Partido en las empresas chinas con actuación global, incluso en el ámbito regulatorio. En su texto para el China Leadership Monitor, Blanchette analiza cómo muchos de los fallos de expansión señalados por especialistas occidentales ya eran visibles para Beijing, que adoptó medidas de mitigación, volviéndose un “Estado inversor” tras la crisis de 2008 y especialmente durante el gobierno de Xi Jinping. Vale la pena dedicarle algunos minutos al artículo.

Tras muchas críticas por la demora en lograr un acuerdo, el gobierno chino autorizó a especialistas internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a entrar al país para investigar los orígenes del nuevo coronavirus. Ellos llegarán el jueves (14) y se quedarán durante una semana. Beijing está haciendo fuertes inversiones en investigación sobre el surgimiento del virus pero, según la AP, también está controlando la información sobre lo que es difundido. El director de la OMS, Tedros Adhanom, había criticado a China por el retraso en acordar con la misión — lo que generaba aún más especulaciones sobre la cuestión.

Hace más de dos años, la periodista He Qian presentó acusaciones de acoso sexual contra Deng Fei, su ex jefe y reportero de la revista Phoenix Weekly. El episodio ganó repercusión nacional y contribuyó al surgimiento del movimiento #MeToo en el país. Sin embargo, la decisión, publicada por la corte responsable la semana pasada, es una buena ilustración de las dificultades enfrentadas por mujeres que acusan a hombres prominentes de conducta sexual abusiva: además de decidir en favor de Deng, alegando que He no presentó pruebas suficientes para respaldar sus acusaciones, el tribunal también ordenó que la periodista pague las tasas legales y daños al acusado por supuestamente haber violado las leyes de difamación al haber vuelto el caso público.

Trabajar de 9 a 9, 6 días a la semana (la cultura 996) es brutal. Ya hemos hablado aquí de las críticas y protestas al modo de trabajo impuesto por muchas empresas chinas de tecnología. El tema volvió a encenderse tras la muerte de dos empleados de la plataforma de e-commerce Pinduoduo en las dos últimas semanas. Una de las muertes fue la de una mujer de 22 años en Xinjiang, que colapsó en el piso tras haber terminado su jornada el día 29 de diciembre. A pesar de que no hay pruebas y de que no se divulgó la causa de la muerte, las autoridades lanzaron una investigación sobre las prácticas laborales de la empresa. Pinduoduo publicó un comentario en una plataforma, que fue rápidamente borrado por ser supuestamente la opinión de un empleado, en el que decía que “estamos en una época en que las personas se esfuerzan al costo de su propia vida”, y que “las personas no pueden controlar cuánto esfuerzo dedican”. La otra muerte fue un suicidio, el sábado (9). Desde entonces, la empresa afirmó haber abierto canales de atención psicológica a los empleados.

Además, un programador de la empresa divulgó en una publicación, la cual se viralizó, que un colega fue hospitalizado por exceso de trabajo. El programador fue posteriormente despedido de su trabajo y contó en un video que se espera de los empleados trabajen por lo menos 300 horas por mes. Las discusiones generaron conmoción en las redes sociales, con muchas personas cuestionando el modelo de trabajo de “dar su vida por dinero”. Colin Huang, fundador de Pinduoduo, se ha vuelto recientemente el segundo hombre más rico de China, aumentando su patrimonio en 25 mil millones de dólares en 2020, a los 40 años.

Ha sido condenado a muerte Lai Xiaomin, ex jefe de una empresa estatal e integrante del Partido Comunista Chino (PCCh). Acusado de recibir más de 200 millones de dólares en sobornos, además del crímen de bigamia, el caso de Lai ya no es más sólo el de un empresario que se enriqueció de manera ilícita: era miembro del Partido, y la severidad de su condena refleja tal hecho. No es común que crímenes de enriquecimiento ilícito y corrupción reciban la sentencia de muerte. Normalmente, la pena es reducida al final. Algunos ven el juicio de Lai como un mensaje muy claro de Beijing a los miembros del PCCh y sector privado: nadie está por sobre el Partido, no importa que tan grande sea.

Zheng He fue un gran explorador chino del siglo XV. Bajo su liderazgo, el Imperio Chino llegó a prácticamente todos los rincones del mundo. Esta sección se inspira en ese personaje y te invita a explorar la China más profundamente.

Fotografía: entérate sobre la historia de la fotografía contemporánea china, que empezó a finales de la década de 1970 y que refleja magistralmente los mayores eventos políticos y cambios sociales del país desde entonces.

Música: conoce al pop muy ecléctico de Yo Lee, con música que integra congas, violines y efectos electrónicos. Merece mucho la pena oírlo!

Documental: por los ojos del director Li Yifan, conoce la historia de la estigmatizada subcultura china shamate (transliteración de la palabra en inglés smart, o inteligente), surgida a finales de la década de 2000 y hoy ya casi extinguida.

Comida: 5 litros de bubble tea, un gato cocinero o entrega de hot pot? Esas fueron algunas de las tendencias en la pauta de comida de los chinos en el año que pasó.

Cerámica: un podcast en 8 episodios cortos sobre historias de la conocida cerámica china, sus orígenes y desafíos a lo largo de los siglos. Escucha  My Stories of Chinese Porcelain.

Arquitectura sino-africana: eso es. Accede a fotos e información sobre algunos edificios en suelo africano hechos con inversiones chinas, como el célebre edificio de la Unión Africana en Addis Ababa y el parlamento de Zimbabwe.

Assine a nossa newsletter!

%d blogueiros gostam disto: